Argentina: Cruz Roja continúa el “duro desafío” de identificar a caídos en Malvinas

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) continúa hoy los trabajos para identificar los restos de los soldados fallecidos en la guerra con Inglaterra y que están enterrados en el cementerio Darwin de las islas.

216

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) continúa hoy los trabajos para identificar los restos de los soldados fallecidos argentinos en la Guerra de las Malvinas y que están enterrados en el cementerio Darwin de las islas, un proceso que desde la organización consideran un “duro desafío”.

La primera fase, que arrancó este martes, consistió en la bendición religiosa por un cura del lugar donde se ubican las 123 tumbas marcadas con la inscripción “Soldado argentino solo conocido por Dios”.

Allí se ha instalado una morgue temporal, en la que los restos son analizados y se recogen muestras de ADN, un proceso que durará hasta finales de agosto.

“El primer desafío logístico ha sido imaginar realmente cómo trabajar y establecer un sitio de trabajo aquí, en Darwin, para que los científicos tengan la oportunidad de trabajar en las mejores condiciones posibles. Ha sido un duro desafío”, señaló Laurent Corbaz, jefe de esta misión -encargada a la Cruz Roja-, en un video publicado en la página web de la organización.

Se prevé que el equipo de forenses del CICR exhume entre uno y tres cuerpos por día, que se sepultarán nuevamente horas más tarde “con el mayor de los cuidados y respeto”.

La información recopilada será tratada en laboratorios de genética de Argentina, España y el Reino Unido, y se prevé tener los resultados para finales de año.

El coordinador del equipo forense del CICR, Morris Tidball-Binz, defendió que su presencia en el archipiélago se debe a un pedido de las familias de los caídos en el conflicto que enfrentó a Argentina con Reino Unido en 1982 por la soberanía de las islas.

“Toda persona tiene el derecho a ser identificada tras su muerte. Y eso aplica también a quienes murieron en el campo de batalla”, afirmó antes de destacar que para las familias afectadas por la pérdida de un ser querido, “el tiempo en general no pasa”.

“Especialmente cuando no saben exactamente dónde está esa persona o no tienen los beneficios de tener a su ser querido identificado. Por lo tanto, no sorprende que, incluso décadas después de la muerte de estos soldados, las familias hayan pedido su identificación”, agregó.

Aunque desde el Comité esperan “buenos resultados”, admiten que no será posible obtener un 100 % de reconocimientos debido a razones científicas -como los daños provocados por la acidez del suelo- y al hecho de que hay más caídos reportados que tumbas a exhumar.

Además, hay algunas familias que no quisieron participar, ya que prefieren no mover los restos de las Malvinas, cuya soberanía reclama Argentina desde 1833, cuando quedaron bajo dominio británico.

El 2 de abril de 1982 (en plena dictadura militar), el país austral envió sus tropas para recuperar el territorio. La guerra terminó el 14 de junio de ese año con la rendición del país suramericano y dejó un saldo de 649 muertos argentinos, 255 británicos y 3 isleños.

Tim Edwards, veterano de Reino Unido, aseguró en el mismo video de la CICR que el conflicto “fue hace 35 años” y que él no guarda “rencor” a nadie.

“Estuve aquí para hacer un trabajo. Estos tipos estuvieron aquí para hacer un trabajo. Ellos no sobrevivieron, yo sí. Así es. ¿Qué podría decirles a sus familiares? Espero que consigan lo que desean”, afirmó antes de hacer hincapié en que si los científicos logran obtener resultados contundentes tras este proceso, supondrá “un cierre para todos”.