Experto por fiscalizadora atropellada: Se están pagando las consecuencias por no tomar decisiones

Francisco Ramírez, profesional de la agrupación de Prevencioncitas de Riesgos de Chile, explica a La Nación que es necesario “tener buena capacitación al personal y además que las empresas realicen inversiones en seguridad”.

905

El caso de la fiscalizadora del Transantiago, quién fue atropellada por un bus tras ser empujada por un evasor, golpeó a la opinión pública por el delicado estado de salud en el que quedó la mujer y los riesgos a los que se exponen estos trabajadores.

Para realizar un completo análisis, La Nación conversó con Francisco Ramírez, profesional de la agrupación de Prevencionistas de Riesgos de Chile, quien afirmó que “si se hubieran tomado medidas antes, esto no habría pasado (…) Se están pagando las consecuencias de no haber tomado decisiones”.

“En este caso hay varios temas importantes. Primero está el asunto legal, que indica que todas las personas que trabajan en cualquier rubro, deben tener condiciones sanitarias y ambientales básicas, como un baño, un lugar para comer, que el trabajador no pase frío o calor”, explica.

Sobre eso remarca que “esto no se cumple tanto para fiscalizadores como para operadores del Transantiago, porque ellos pasan el mayor tiempo de su trabajo arriba de un bus. Tienen que pasar al baño en cualquier parte, no tienen dónde comer, etc.”.

Sobre los fiscalizadores, Ramírez también apunta a otros riesgos a los que están expuestos, como “que los vayan a increpar, a golpear, entre otros”.

Según el experto, los problemas también parten desde “la selección del personal, porque no hay un criterio para contratar a esta gente, contratan a cualquier persona”.

Para Ramírez las soluciones a estos problemas pasan por “tener más expertos en la calle o en las mismas empresas. También tener buena capacitación al personal y además que las empresas realicen inversiones en seguridad”.

Se están pagando las consecuencias de no haber tomado decisiones antes”, finaliza.

UNIVERSITARIO CON ARRESTO DOMICILIARIO TOTAL

El joven que empujó a la fiscalizadora quedó con arresto domiciliario total este viernes tras la formalización que encabezó la Fiscalía Metropolitana Occidente por homicidio frustrado. El ente persecutor pidió su prisión preventiva, lo que fue rechazado por el tribunal.

No obstante, la Fiscalía y la Intendencia Metropolitana –querellante en el caso- recurrieron de inmediato en contra de la medida, por lo que el imputado seguirá detenido hasta que la Corte de Apelaciones de Santiago resuelva sobre la medida cautelar.

La audiencia se realizó en el 9° Juzgado de Garantía de la capital, donde el fiscal Carlos Cortés expuso que el imputado, Pablo Alarcón (22), iba apurado a realizar trámites de su tesis de Psicología, no validó la tarjeta Bip! y por ello se enfrentó a un grupo de fiscalizadores varones, presentes en el paradero de 5 de abril con Pajaritos.

Tras ser obligado a bajar del bus, caminó algunos metros mientras seguía discutiendo y, ofuscado, se devolvió con el fin de empujar a María Angélica Varas (57), quien estaba de espaldas a la vía y quien cayó a la calzada cuando un bus iba en tránsito y la atropelló.

AFECTADA EN RIESGO VITAL

El doctor César Cárcamo, de la Mutual de Seguridad, explicó que la mujer “está hospitalizada en nuestra Unidad de Cuidados Intensivos, aún mantiene riesgo vital y está programado continuar con un plan de sucesivas cirugías”.

“El equipo de cirugía plástica logró completar gran parte de la cobertura de su rostro, sin embargo hay que ver la evolución de esa cobertura, de las suturas, tiene un riesgo elevado de infecciones, por lo tanto estamos atentos a la necesidad de nuevas cirugías, pero independiente de eso, va a requerir numerosas cirugías”, agregaron desde la Mutual.

Agregaron que “hay preocupación por la visión de su ojo derecho, tenemos preocupación por algunos nervios específicos a nivel facial que pueden estar comprometidos, sin embargo vamos a poder complementarlos con exámenes de los especialistas”.