Encuesta señala que los chilenos tienen poco tiempo para compartir con su padre

De acuerdo al informe entregado por la plataforma Trabajando.com, el 48% de los consultados manifestaron que el empleo les deja muy poco tiempo para estar con sus padres.

1431

Este domingo se celebra el Día del Padre, ocasión que muchos aprovechan para compartir con su progenitor. Pero, lamentablemente, el resto del año muchas personas manifiestan que es muy complicado estar con ellos, principalmente por el trabajo.

Así lo revela una encuesta realizada a 1.165 personas y dada a conocer por la plataforma Trabajando.com, que señaló que el 48% de los consultados dice haber compartido muy poco tiempo con su padre, porque trabajaba mucho; un 38%, en tanto, que él trabajaba lo normal y el resto de su tiempo lo dedicaba a la familia y un 14%, que siempre estuvo presente.

El informe también afirma que es muy difícil encontrar el equilibrio entre vida familiar y trabajo: el 54% de los encuestados no lo ha logrado, mientras que un 46%, sí.

Entre las razones de esta situación entre quienes no sienten que ambos aspectos son tan compatibles, el 40% dice que le gustaría hacer algo que realmente le guste, con igual porcentaje, porque le gustaría ganar más dinero y un 20% dice que le gustaría pasar más tiempo con la familia.

En otro aspecto de la encuesta, revela que los jóvenes han dejado de lado la tradición de estudiar la misma carrera de su padre. El 45% de los encuestados dijo que su padre dejó que él tomara solo la decisión, un 31% asegura nunca haber conversado el tema con él, un 19% dice que lo ayudó al momento de elegir, mientras solo un 5% afirma que fue su padre quien eligió.

Los factores que las personas consideran más importantes al momento de elegir una carrera: 53% buscar una alternativa que fuera bien remunerada; 39%, una opción que le permitiera tener vida familiar; un 8%, seguir una tradición familiar.

Álvaro Vargas, gerente general de Trabajando.com, explicó que “la sociedad ha cambiado, hoy los padres quieren y necesitan estar más presentes en las tareas de la casa y sus hijos, hoy juegan un rol mucho más activo en la familia. Ya no son sólo proveedores, porque en muchos casos ambos trabajan, y por lo mismo las labores del hogar se comparten. Sin embargo, las exigencias del mundo laboral y la dinámica del día a día, muchas veces no se ajustan a estas demandas”.