De qué manera Carolina Goic podrá repuntar las encuestas

La candidata presidencial de la DC cerró una semana difícil, que contó con la salida del exministro Pablo Badenier como jefe de campaña, con una pésima cifra en la última encuesta Cadem, que la deja a penas con un 1% de apoyo.

1203

No han sido buenos días para la abanderada presidencial de la Democracia Cristiana, Carolina Goic, que no logra repuntar en las encuestas y, por el contrario, va bajando su nivel de ahesión.

Por lo menos así lo refleja la última encuesta semanal de Cadem, que señaló que la senadora bajó de un 2% a un 1%. Esta situación se suma a la salida de su ahora exjefe de campaña, el exministro Pablo Badenier, quien dejó su cargo la semana pasada.

A cinco meses de las elecciones presidenciales, está situación preocupa al partido de la falange.

Patricio Gajardo, analista político de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad San Sebastián, señaló al diario La Nación que los paupérrimos números se deben a que Goic “virtualmente no ha hecho campaña”.

“Recién estoy leyendo su acusación a Alejandro Guillier de querer izquierdizar al conglomerado y por primera vez veo que plantea un perfil, porque desde que decidió ir como candidata presidencial, ella ha tenido más presencia en los medios como presidenta de la DC que como abandera presidencial”, manifestó.

Respecto a la salida de Badenier, expresó que “es positivo que haya salido, tenía que dar un golpe de timón. Creo que lo hizo y vamos a ver si funciona el resultado. Pero el comando no podía seguir funcionando como lo estaba haciendo, de hecho no estaba funcionando”.

Al ser consultado cómo la presidenta de la DC podría revertir la situación, el analista respondió que “si ella decide ser candidata, va a tener que ir a la dura, de lo contrario no tiene ninguna posibilidad de remontar nada y va a tener que asumir los costos de eso. Los costos de eso significarían, probablemente, una lista propia con las presiones internas que hay en la DC y particularmente de los parlamentarios que no están de acuerdo con esa línea… O la candidata rompe las ataduras con sus propios parlamentarios, por lo menos con el sector que no quiere el camino propio, o se va a hundir definitivamente”.

La última encuesta Cadem también registró que el resto de los candidatos se mantienen más bien estancados y no hay cambios significativos. Gajardo explicó que “acá estamos hablando de los votantes duros, las personas que les interesa la política. El otro votante, el 40% o más que no sabe si va a votar o no, aún no entra en el circuito. Lo más probable es que la campaña dura, la campaña fuerte, va a partir el 2 de julio que es cuando ya se haya resuelto el tema de las primarias y tengamos claro ya, por lo menos, los candidatos principales”.

En la medida que nos vayamos aproximando a la elección habrá un aumento de las definiciones y una disminución de los indecisos, lo que no significa que vaya a quedar un margen importante de indecisos que a lo mejor no le interesa la política”, sostuvo.