Pequeños propietarios forestales de las comunas de Tomé, Concepción y Hualqui recibieron apoyo económico destinado a la rehabilitación de los suelos y bienes productivos dañados a consecuencia de los incendios ocurridos en el verano.

El titular de la cartera del Agro, Carlos Furche, llegó hasta Concepción, capital regional del Biobío, para concretar esta acción que beneficia a los primeros 26 productores de la zona. En la ceremonia realizada en la Intendencia, Furche estuvo acompañado de la Intendenta (s) Andrea Muñoz y otras autoridades locales.

En la actividad, el Ministro se refirió al proyecto de ley que envió la Presidenta al Congreso para modificar la institucionalidad de la Corporación Nacional Forestal (Conaf), el cual permitirá contar con más herramientas y transformarlo en un servicio público.

En cuanto al incentivo económico hay previstos $7.500 millones en total que irán en ayuda de los perjudicados por el fuego a nivel nacional. Este apoyo económico viene a complementar diferentes acciones desarrolladas por el Gobierno de la Presidenta Bachelet para impulsar el proceso de recuperación productiva de los pequeños agricultores afectados por los megaincendios.

El bono consiste en un monto máximo de un millón de pesos por beneficiario, quienes fueron seleccionados de acuerdo a un catastro que -previa constatación de afectación- fue elaborado por la Conaf en coordinación con el Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP). Estos recursos deberán ser rendidos a través de un mecanismo simple, que dé cuenta del gasto incurrido, ya sea en contratación de mano de obra, adquisición de maquinarias o servicios de arriendo de maquinaria, entre otros.

El beneficio entregado este viernes permitirá iniciar la limpieza de los predios forestales para facilitar la regeneración natural de los bosques y luego habrá una segunda etapa para la replantación y también recursos para la recuperación del bosque nativo. Asimismo, en forma paralela el Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP) está entregando alimentación para animales, lo que se suma al trabajo en terreno desde el primer día de la emergencia, explicó Furche.

INSTITUCIÓN ESTRATÉGICA PARA CHILE

Aprovechando su visita a la zona, el Secretario de Estado junto al Director Nacional del Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA), Julio Kalazich, inauguraron la segunda etapa del único Banco de Recursos Genéticos Microbianos de Sudamérica, que ejecuta INIA Quilamapu en Chillán, institución dependiente del Ministerio de Agricultura.

Al respecto, el Ministro dijo que la ampliación del Banco es una apuesta al futuro para que la agricultura de Chile sea más competitiva, pero además estos recursos son un aporte para otras áreas como la medicina y la minería, porque tienen usos múltiples.

Este Banco permitirá potenciar la innovación científica local y posicionar a Chile como centro tecnológico de primer nivel, siendo su objetivo la conservación a largo plazo de microorganismos tales como: bacterias, hongos y nemátodos propios de la geografía nacional que están bajo permanente amenaza de desaparecer, ya sea por acciones humanas o por situaciones naturales, y luego utilizarlos en el combate de plagas y enfermedades que afecten al sector silvoagropecuario. Cabe destacar que la primera fase de esta institución fue inaugurada el año 2013.

En tanto, el Director del INIA explicó que la inversión de $310 millones sirvió para terminar la construcción de 460 metros cuadrados que albergan la segunda etapa del Banco de Microorganismo, lo cual “se enmarca en una política de Gobierno de la Presidenta Bachelet de modernizar la agricultura del país”.