Reino Unido va a las urnas en unas elecciones generales impredecibles

Según las últimas encuestas, el Partido Conservador que lidera la Primera Ministra Theresa May tiene un apoyo del 43% frente al 36% del Partido Laborista del opositor Jeremy Corbyn.

282

Los dos principales partidos británicos, el Conservador y el Laborista, concluyeron el miércoles la campaña electoral ante la celebración de este jueves de unas elecciones generales en el Reino Unido, cuyo resultado, a juzgar por las encuestas, se presenta impredecible.

Un total de 46,9 millones de ciudadanos están censados para participar en estos comicios anticipados, que convocó el 18 de abril la primera ministra conservadora, Theresa May, a fin de afianzar su mandato de cara a las negociaciones con Bruselas para el Brexit o salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

May, que gozaba de una ventaja de unos 20 puntos porcentuales cuando llamó a las urnas, aspira a ampliar su mayoría parlamentaria, actualmente compuesta de un total de 330 en una Cámara de los Comunes con 650 escaños, si bien algunos sondeos indican que, en contra de su objetivo, podría perder terreno.

EL CRECIMIENTO DE CORBYN

El inesperado avance del laborista Jeremy Corbyn sugiere que los conservadores podrían reducir o incluso perder su mayoría, lo que desembocaría en un Parlamento “colgado” o bloqueado -sin ganador por mayoría absoluta- y obligaría a los pactos parlamentarios.

Corbyn, con una amplia base militante pero cuestionado por su grupo parlamentario, vería refrendado su proyecto socialdemócrata si logra aumentar el porcentaje de voto del 30,4 % o los 229 escaños que obtuvieron los laboristas en las elecciones de 2015.

Una encuesta difundida el miércoles por la firma demoscópica Opinium otorga la victoria a los conservadores con un 43% del voto, frente al 36% de los laboristas, pero otras publicadas en los últimos días indicaban que la distancia entre los dos grandes partidos se acortó hasta casi el empate.

En su última jornada de campaña, May prometió “reencender” el espíritu del Reino Unido, mediante un buen acuerdo de Brexit si vuelve al poder, y alertó sobre el “caos” que supondría un Gobierno dirigido por Corbyn.

“Se trata de en quién confía la gente para tener un liderazgo fuerte y estable a fin de obtener el mejor acuerdo para el Reino Unido en Europa y quién tiene la voluntad y, de forma crucial, el plan, para lograr el Brexit”, declaró.

LOS OTROS CONTRINCANTES

El independentista SNP escocés, liderado por la ministra principal de la región, Nicola Sturgeon, busca retener la mayoría de los históricos 54 escaños en el Parlamento de Londres que consiguió en 2015, de un total de 59 que corresponden a Escocia en los Comunes.

Sturgeon pidió el sufragio para evitar “dar carta blanca” a los conservadores de May, mientras que Farron apeló al voto táctico de quienes apoyaron permanecer en la UE en el referéndum de 2016.

El Partido Liberal Demócrata de Tim Farron, diezmado en los comicios de hace dos años, quiere aumentar los nueve escaños que tiene en los Comunes, con la promesa de someter a un referéndum el acuerdo final del Brexit.

El eurófobo UKIP, que desde el plebiscito sobre pertenencia a la UE del 23 de junio de 2016 ha perdido fuelle, se propone ganar algún escaño en los Comunes, tras la reciente dimisión de sus dos únicos diputados (antiguos “tories”), y demostrar que conserva un buen porcentaje de voto en el Reino Unido.

Paul Nuttall, líder del UKIP, se presentó como la única opción para garantizar un “verdadero Brexit” y frenar la inmigración al Reino Unido.

Los periódicos del Reino Unido han declarado sus preferencias en los últimos días y la inmensa mayoría apoya a May, frente a solo tres que se decantan por el laborista Jeremy Corbyn.

Entre 16 periódicos diarios y dominicales de tirada nacional, once de ellos secundan a la actual primera ministra en funciones, dos piden un voto táctico y el resto respalda al candidato socialdemócrata.