Los desafíos pendientes de Chile en materia medioambiental

Según el Director de la Oficina de Sustentabilidad de la UC, debemos replantear la mantera en que nos relacionamos con la naturaleza.

613

El medioambiente se ha tomado la agenda internacional y nacional a partir de la conmemoración este lunes del Día Mundial del Medio Ambiente, el anuncio que hizo Donald Trump la semana pasada del retiro de Estados Unidos del Acuerdo de París, y el desconocimiento del candidato presidencial Manuel José Ossandón de ese pacto, cuya ratificación se votó en enero pasado en el Congreso Nacional.

En ese contexto, La Nación contactó a Patricio Camoglino, Director de la Oficina de Sustentabilidad de la Pontificia Universidad Católica, para abordar los principales desafíos de Chile en materia medioambiental.

Para el experto, el tema central que se debe tomar en cuenta es la relación del ser humano actual con la naturaleza: “Uno de los grandes desafíos de la sustentabilidad es cómo cambiar de la noción de extracción eterna o de planeta infinito a nivel de recursos, a un planeta finito, que tiene límites y que no los podemos superar”.

“La economía de Chile se basa en la extracción de recursos naturales: la minería, lo forestal, los salmones. Ante eso se piensa en un desarrollo sustentable proyectando la idea de no consumir más de lo necesario, pero no nos replanteamos la manera en que lo estamos haciendo”, agrega Camoglino.

En ese sentido, el académico cree que es importante “pasar de ser exportadores de materias primas a ser exportadores de tecnología o conocimiento. Creo que ahí hay un cambio fundamental que tiene que hacer Chile y no hemos logrado aún. Ahí está la idea de la innovación y de vender productos o servicios más que productos primarios”.

Respecto del Acuerdo de París, que es ley en el país desde el 24 de mayo de 2017, Camoglino cree que es un buen paso en materia de sustentabilidad: “Es la conversación que viene. Cuando se acabe el planeta no vamos a poder decir si se equivocaron o no. No me jugaría la vida al creer que no va a pasar nada”.