Vicepresidente de Sofofa reveló nuevos antecedentes en caso de espionaje

José Juan Llugany afirmó que el informe técnico determinó que el micrófono y la cámara en su oficina se habrían instalado a fines de febrero o a fines de marzo. Además, aseguró que hubo otros hechos irregulares que encendieron las alarmas al interior de la asociación.

1611

El primer vicepresidente de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa), José Juan Llugany, reveló nuevos antecedentes sobre el supuesto espionaje del que fue víctima tanto él como el presidente de la asociación, Hermann von Mühlenbrock.

El ejecutivo contó a El Mercurio que “el hallazgo fue un micrófono y cámara sobre mi escritorio” en las dependencias de Empresas Carozzi –donde también es director- y reveló que “según el informe técnico, se habrían instalado a fines de febrero o principios de marzo”.

Además, Llugany aseguró que previamente se produjeron algunos hechos irregulares que habían encendido las alarmas en la Sofofa. “Se había detectado la salida de citaciones del mail del presidente (Von Mühlenbrock) y del segundo vicepresidente (Gastón Lewin), que no habían sido realizadas por ellos, y para las cuales no había una explicación. También nos llamaba la atención la filtración constante de información manejada en reuniones en la oficina del presidente”, recordó.

En ese sentido, afirmó que a su juicio esta situación no está vinculada a su participación en Carozzi. “Desde que me avisan de la existencia de este dispositivo en mi oficina, no me cabe duda que está relacionado con mi actividad en la Sofofa y no en la compañía, ya que si fuera espionaje industrial, lo habrían instalado en la oficina del gerente general, o del gerente comercial, que son los que manejan la información más sensible, pero no en la mía, donde de hecho, no paso ni siquiera el 20% de mi tiempo”, explicó.

Llugany relató que “el descubrimiento se hizo por casualidad en mi oficina en un chequeo de rutina por seguridad. Cuando me comunican el hallazgo, hace como una semana y media atrás, hablo al día siguiente con Hermann von Mühlenbrock, quien decide también analizar la Sofofa, ya que estábamos extrañados por unas citaciones falsas que llegaban desde nuestros Outlook”.

Lo que más le extraña al ejecutivo es que él no maneja información como para ser objeto de esta situación. “Eso es lo inentendible de todo este caso. No hay ninguna explicación racional para que se cometiera un delito de este tenor“, aseveró.

ELECCIONES DE DIRECTORIO

Llugany, quien también realizará una denuncia a título personal patrocinada por el abogado penalista Pablo Gómez, se declaró partidario de que se efectúen normalmente los comicios de la Sofofa programados para el miércoles 31 de mayo.

“Normalmente, el espionaje se usa para sacar información, no para postergar elecciones. Creo que este hecho afecta al empresariado en general, a la Sofofa, a su dirigencia y también a Bernardo Larraín (candidato a presidir el directorio). Nos afecta a todos”, concluyó.

CPC: “CUALQUIERA QUE HAYA PUESTO UN MICRÓFONO ES UN LOCO”

En tanto, el presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Alfredo Moreno, comentó este domingo en Canal 13 que “cualquiera que haya puesto un micrófono en la Sofofa es un loco“.

Asimismo, dijo que hay que investigar a todos, incluso al Gobierno y al sistema de seguridad. “Dejen que la Fiscalía lo vea”, afirmó el excanciller.

Presidente de Sofofa sobre espionaje: “Me parece inaceptable que se hagan conjeturas”