Columnista de The New York Times por Trump: “El mundo está en manos de un niño”

David Brooks aprovechó su tribuna en el diario neoyorquino para escribir una polémica columna sobre el presidente de EEUU.

614

Luego de las contradicciones del día  martes entre la Casa Blanca y los tuits escritos por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con respecto a las acusaciones en contra del mandatario de filtrar información de seguridad confidencial en su reunión con el canciller ruso, Sergei Lavrov, uno de los medios que informaron estas filtraciones, The New York Times, respondió con dureza ante el manejo comunicacional del presidente.

Fue el destacado columnista estadounidense, David Brooks, quien aprovechó su tribuna en el diario neoyorquino para escribir una polémica columna titulada “Cuando el mundo está en manos de un niño”.

En el escrito, el periodista desclasifica la inmadurez del mandatario americano como el “componente más claro de su presidencia”.

La columna, que se virilizó de forma muy rápida en el país del norte, es de los escritos más duros en contra del mandatario, pero, lo que llama más aún la atención, es que el mismo Brooks es un personaje ligado al periodismo más conservador de ese país.

Brooks, también hace referencia a una evidente “falta de concentración” de Trump según su punto de vista, y escribe lo siguiente:

“Su incapacidad para concentrarse le dificulta aprender hechos. Está mal informado sobre sus propias políticas y se tropieza cuando habla de sus propios temas de discusión. Se le hace difícil controlar su propia boca; por impulso promete una reforma de hacienda cuando su personal todavía no ha podido trabajarla”.

El periodista acusa a Trump de querer “engañar a otros”, apuntando una una frase extraída de una entrevista entre el mandatario y The Economist, cuando este declaró “Sé más sobre tecnología de aviación que la Marina”, con lo que Brooks finaliza su columna:

“Trump no solo quiere engañar a otros: sus falsedades son intentos de construir un mundo en el que él se puede sentir bien por un instante y engañarse a sí mismo”.

(La columna completa en español la puedes leer aquí)