Barrantes y su acusación contra Cheyre por torturas: “Es un cobarde, un mentiroso”

Previo al careo que tendrán ambos este miércoles, el hombre que estuvo detenido en el Regimiento Arica de La Serena cuando tenía 17 años de edad insistió en sindicar al excomandante en jefe del Ejército como responsable. “No faltó un día en que no se hablara de esta persona con nombre y apellido", recalcó.

511

Como “un cobarde” y “un mentiroso” calificó Nicolás Barrantes a Juan Emilio Cheyre, el excomandante en jefe del Ejército al que acusa de haberlo torturado mientras estuvo detenido en el Regimiento Arica de La Serena cuando tenía 17 años de edad.

Previo al careo que tendrán ambos este miércoles en el marco del caso Caravana de la Muerte episodio La Serena, reiteró su convicción en sindicar a Cheyre como el responsable “porque yo vi a la persona que me estaba torturando, lo vi porque la tela (de la venda) traslucía“.

“Lograba ver a la persona que me preguntaba, a la persona que se enrabiaba con las respuestas que yo le daba y me golpeaba, me golpeaba y daba la orden al militar que estaba atrás para que me golpeara con la culata del fusil“, relató a radio Cooperativa Nicolás Barrantes, hermano del ejecutado político Marco Barrantes, asesinado por la comitiva de Sergio Arellano Stark en octubre de 1973.

Además, dijo que “ya no tengo miedo, pero viví años aterrorizado porque me vigilaban. Mandaba gente para que yo me integrara al grupo, pero nunca lo hice porque estaba aterrorizado, con mucho miedo“.

Este personaje siniestro, jefe de la inteligencia en la Cuarta Región, terror en la Cuarta Región, tomaba prisioneros, torturaba. Estuve 45 días preso en la cárcel de La Serena y no faltó un día en que no se hablara de esta persona con nombre y apellido“, recalcó.

Respecto del careo de este miércoles, Nicolás Barrantes comentó que Cheyre “ha negado siempre todo (…) creo que va a ser lo mismo de siempre. Le van a preguntar y él va a negar porque él ‘nunca estuvo, nunca vio, nunca supo nada’, porque es un cobarde, un mentiroso“.

Consultado sobre por qué no realizó antes la denuncia, Nicolás Barrantes expresó molesto que “no puedo ir a denunciar al excomandante cuando lo nombra el Presidente (Ricardo) Lagos, ¿cómo voy a ir a hacer eso?”. “No se podía porque el hombre estaba protegido”, aseguró.