Macron realizó polémico nombramiento de nuevo primer ministro francés

El presidente galo designó como Jefe de Gobierno al conservador Édouard Philippe, lo que generó cuestionamientos desde los diferentes sectores políticos del país.

0
397

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, nombró este lunes como nuevo primer ministro a Édouard Philippe, hasta ahora diputado en la Asamblea Nacional por el partido conservador Los Republicanos y alcalde de la ciudad portuaria de Le Havre.

El anuncio tuvo lugar poco antes de que el Jefe del Estado saliera del Palacio del Elíseo en dirección a Berlín para reunirse con la canciller alemana, Angela Merkel, para hablar del relanzamiento del proyecto europeo.

El secretario general de Francia, Alexis Kohler, fue el encargado de anunciar que Macron había elegido a Philippe y que “le ha encargado formar el nuevo Gobierno”, que se espera que se presente este martes antes de la celebración del primer Consejo de Ministros que se llevará a cabo el miércoles.

La entrada en funciones del nuevo jefe del Gobierno se debe formalizar este mismo lunes, ya que el primer ministro saliente, el socialista Bernard Cazeneuve, tenía preparado el estrado para la ceremonia del traspaso de poderes desde primera hora en su residencia oficial del Hotel de Matignon.

PHILIPPE HABÍA DICHO QUE MACRON
DEBÍA OPTAR POR LA “TRANSGRESIÓN”

Philippe no solo es miembro de Los Republicanos, sino que durante años ha sido uno de los más próximos colaboradores del ex primer ministro Alain Juppé, al que apoyó en la campaña para las primarias de la derecha en noviembre, cuando fue derrotado por François Fillon.

Su principal reto es poner en práctica las prioridades del Jefe del Estado, sabiendo que para eso habrá de conseguir una mayoría parlamentaria en las elecciones legislativas de junio.

Al término de la primera vuelta de los comicios presidenciales, cuando se conoció que Macron iba a enfrentarse a la ultraderechista Marine Le Pen, Philippe dijo que, una vez en el poder, el actual presidente francés tendría que optar por la “transgresión“.

En un artículo publicado en el diario Libération el 3 de mayo, consideró que debería “salir del cara a cara antiguo, cultural, institucionalizado y confortable de la oposición entre derecha e izquierda para constituir una mayoría de un nuevo tipo“, pero también advirtió de que el “sistema” le pondría dificultades.

LOS REPUBLICANOS PIDEN DEFINICIÓN DE PHILIPPE

El partido conservador Los Republicanos tomó hoy distancias con el nuevo primer ministro de Francia, Edouard Philippe, surgido de sus filas, al tiempo que le pidieron que aclare su posición con respecto a las elecciones legislativas de junio.

“Tradicionalmente el primer ministro es el jefe del partido del presidente. Philippe debe aclarar si apoya a los candidatos del partido del presidente (Emmanuel Macron) o a los nuestros“, expresó el secretario general de Los Republicanos, Bernard Accoyer.

Pocos minutos después de que la Presidencia anunciara el nombre del Jefe de Gobierno, Accoyer descartó que ese nombramiento responda a un acuerdo entre Macron y su partido.

Es una decisión individual” de Philippe que conlleva “cierta ambigüedad sobre el programa de Gobierno que se va a aplicar”, aseguró el secretario general, quien exigió que se aclare la línea del Ejecutivo antes de las legislativas del 11 y el 18 de junio próximo.

CRÍTICAS DESDE LA IZQUIERDA Y LA DERECHA

En tanto, el izquierdista Jean-Luc Mélenchon consideró que con este nombramiento “Macron se apropia de la derecha moderada, como hizo anteriormente con los socialistas“.

“Y como los electores de la extrema derecha han sido abandonados por sus líderes, solo hay una fuerza frente a Macron: nosotros. No déis plenos poderes a Macron, hay que construir una mayoría parlamentaria diferente para frenar sus proyectos”, recalcó.

El secretario general del ultraderechista Frente Nacional (FN), Nicolas Bay, criticó el nombramiento y acusó a Macron de estar “reuniendo lo peor de la izquierda y lo peor de la derecha“.

“Son los más desconectados de las preocupaciones de los franceses, de las aspiraciones profundas de nuestro pueblo”, expresó.

El líder del Partido Socialista, Jean-Christophe Cambadélis, consideró el nombramiento de Philippe un giro a la derecha que precisará muchos diputados socialistas en las próximas legislativas.