Intendencia de Atacama anunció bono de enseres por $1.000.000 para damnificados

Intendente Miguel Vargas sostuvo que se ha solicitado a los ministerios de de Desarrollo Social y de Vivienda y Urbanismo “contar con el catastro de las personas damnificadas esta semana para comenzar rápido con dicha ayuda”.

2103

El intendente de Atacama, Miguel Vargas, anunció este lunes la entrega de un bono de $1.000.000 en enseres para las familias damnificadas por las lluvias, aluviones y crecidas de río en el Norte Chico.

Vargas hizo el anuncio en un recorrido en la localidad de Paipote, en la comuna de Copiapó, otro de los sectores más afectados por el frente de mal tiempo junto con Chañaral y Alto del Carmen, de acuerdo a los reportes.

En esta actividad, señaló que “vamos a entregar un bono de enseres a las familias damnificadas, equivalente a un $1.000.000. Hemos pedido al Ministerio de Desarrollo Social y al Ministerio de Vivienda y Urbanismo contar con el catastro de las personas damnificadas esta semana para comenzar rápido con dicha ayuda”.

Tras recorrer un gran número de viviendas y diversos sectores, la máxima autoridad regional explicó que “como Gobierno estamos enfocados en limpiar las calles, las viviendas, catastrar a las personas damnificadas, agilizar el proceso para contar con los servicios básicos y comenzar lo antes posibles a entregar los bonos de enseres y los distintos beneficios disponibles por el Gobierno”.

Vargas argumentó que “hemos sostenido reuniones muy positivas con la comunidad de Paipote, donde las personas han planteado sus inquietudes legitimas por cierto, a partir de todo lo que ha pasado tras los aluviones del año 2015 y el actual frente de mal tiempo”.

Agregó que “nos hemos propuesto ejecutar un plan de trabajo a corto plazo, que contenga como primera acción, la situación de las personas que se encuentran con viviendas inhabitables. Hemos acortado los plazos para tener dicho catastro hoy o a más tardar mañana”.

También indicó que “ya hemos acordado un plan de limpieza muy contundente para que Paipote pueda tener sus calles despejadas y sus casas sin barro en el menor tiempo posible. Hemos dispuesto de la colaboración de empresas contratistas para que puedan apoyar esta tarea de emergencia, porque no queremos que esto sólo lo realicen las familias. Estamos disponiendo de los medios y recursos para que esto se pueda materializar con prontitud”.