La UC venció a Iquique y suma confianza para duelo clave de este miércoles por Copa Libertadores

El triunfo le permite a los cruzados seguir con mínimas chances de pelear el torneo, acceder a la Supercopa de Chile, y ante todo recuperar el ánimo para ir con todo por la clasificación a mitad de semana frente a Atlético Paranaense

459

Universidad Católica venció de local 2-0 a Deportes Iquique, accediendo con ello a disputar la Supercopa de Chile (frente a Colo Colo), y suma confianza de cara al partido de este miércoles ante Atlético Paranaense por Copa Libertadores. De ganar los cruzados, y que Flamengo derrote o empate de visita a San Lorenzo, la escuadra dirigida por Mario Salas clasificará a octavos de final del torneo.

En los primeros minutos, los locales intentaron desplegar su juego, pero la escuadra dirigida por Jaime Vera estuvo muy férrea en la marca en mediocampo, y no pudieron aproximarse con peligro sobre el área iquiqueña. Tanto así que generalmente debió recurrir a los remates desde fuera del área, sin lograr la efectividad deseada, aunque estando cerca. De hecho a los 12’, Christian Bravo tiró de media distancia y el balón pegó en el palo.

En tanto, los celestes tampoco lograban conectarse en ataque y generar peligro al arco resguardado por Cristopher Toselli. El planteamiento de los visitantes era efectivo en relación a aguantar el cero en propio arco, pero no lograban construir aproximaciones claras que pudieran equiparar las acciones ofensivas mostradas por el cuadro de Mario Salas.

Los cruzados siguieron dominando en cancha, y adueñándose del balón, aproximándose a través de Bravo, Diego Buonanotte y Ricardo Noir, pero fallaban en la puntada final. Esto hizo que los nortinos no pasaran mayores contratiempos en el juego y fueran proyectándose poco a poco, incluso teniendo una ocasión clara a los 30’, cuando Diego Bielkiewicz remató dentro del área, pero justo apareció Benjamín Kuscevic para interceptar el tiro, salvando a la escuadra local.

Sin embargo, la reacción celeste no fue suficiente, y la UC esta vez no perdonó. A los 33’ Fabián Manzano finiquitó luego de una gran jugada colectiva y abrió la cuenta para los universitarios.

Los dirigidos por Vera intentaron volver rápidamente al partido, y aumentaron en intensidad, teniendo una llegada clara de Álvaro Ramos a los 39, quien remató fuerte desde fuera del área, pero su disparo pasó por sobre el horizontal de Toselli. En tanto, los cruzados respondieron con una chance de Roberto Gutiérrez a los 42’, quien cabeceó dentro del área tras centro de Noir, pero Brayan Cortés se lució con un tapadón.

El segundo tiempo inició muy favorablemente para los locales, luego que a los 49’ Hernán Lopez tocara el balón con la mano tras un remate de Ricardo Noir, y el juez decretara penal. Sin embargo, Gutiérrez ejecutó y el balón salió desviado. Perdonó feo la UC.

El penal errado significó un envión anímico importante para los nortinos, y aumentaron en la intensidad y precisión de su juego, teniendo una chance clara a los 59’. Bielkiewicz pateó a quemarropa y Toselli alcanzó a desviar el balón con la punta del pie. En tanto, Riquero y Ramos se fabricaron otra ocasión a los 65’, pero el meta estuvo atento en el anticipo.

Luego de ello ambas escuadras impusieron un juego intenso en cuanto a despliegue físico e intención de ataque, pero con escasa profundidad. El duelo se hizo de ida y vuelta, pero impreciso en los últimos metros. Fue en esa tendencia que a los 84’ Benjamín Kuscevic anotó el segundo tanto para la UC.

A partir de ahí, el duelo se estancó y no hubo mayores chances para ninguno de los dos equipo.

Con esto, Universidad Católica mantiene sus muy escasas chances de llegar al tricampeonato (depende de que Colo Colo y Universidad de Chile no sumen puntos en sus dos próximos encuentros), aunque recupera confianza de cara al duelo de este miércoles ante Atlético Paranaense por Copa Libertadores.

En tanto, con este resultado, Deportes Iquique se despide definitivamente del torneo y le tocará enfrentar el 25 de mayo de visita a Guaraní por Copa Libertadores, necesitando de una victoria para clasificar.