Diputados aprobaron proyecto que regula derechos a residir y trasladarse a Isla de Pascua

Entre otras cosas, la iniciativa define un plazo máximo de 30 días de permanencia para los visitantes, el cual puede ser prorrogado bajo ciertas condiciones.

0
516

Con una contundente votación de 104 votos a favor, cero en contra y ninguna abstención, la Cámara de Diputados aprobó y despachó al Senado, para su segundo trámite legislativo, el proyecto que regula el ejercicio de los derechos a residir, permanecer y trasladarse hacia y desde el territorio especial de Isla de Pascua.

La propuesta legal, presentada ante la Sala a través de los informes de las Comisiones de Hacienda y de Medioambiente, que fueron rendidos por los diputados Ernesto Silva (UDI) y Andrea Molina (UDI), respectivamente, acogió gran parte de las opiniones presentadas por los propios residentes de Rapa Nui, que fueron expresadas en sesiones ordinarias, en Valparaíso; y extraordinarias, en el territorio insular.

El proyecto contempla normas especiales para los originarios del pueblo Rapa Nui, sus descendientes y familiares directos; para quienes realicen actividades económicas autorizadas; y para quienes cumplan alguna función pública con órganos del Estado.

En ese sentido, se define un plazo máximo de 30 días de permanencia para los visitantes (con posibilidad de ser prorrogado en algunos casos) y para aquellos habilitados a permanecer por un periodo mayor bajo ciertas condiciones.

En materia de traslado, se establecen los requisitos de ingreso y detalla ciertas obligaciones para las empresas de transporte aéreo o marítimo, como informar la nómina de pasajeros y tripulantes y reconducir a aquellos cuyo ingreso sea rechazado.

Respecto al tema de la densidad poblacional, se determinan los conceptos y las herramientas de gestión de la capacidad de carga demográfica, el estado de latencia o de saturación, las acciones a emprender en cada caso y las vías de fiscalización.

Además, se regulan los efectos temporales originados por la declaración de saturación y se establece la obligación de las empresas marítimas o aéreas de transporte de pasajeros de adecuar la oferta de sus servicios a fin de no superar el período de tiempo que fije el decreto.

Asimismo, se definen instrumentos de gestión de la capacidad de carga demográfica, para evitar la saturación del espacio insular y consecuencias negativas para el medioambiente, el patrimonio cultural y las condiciones de vida de los habitantes.

ANDREA MOLINA: “AHORA LE TOCA AL SENADO”

El diputado Daniel Melo (PS) remarcó que “este es un proyecto muy sentido por la comunidad de Rapa Nui y es el fruto del trabajo mancomunado de las autoridades, la comunidad en general y surge, además, a partir de la aplicación de la consulta indígena del Convenio 169. A partir de aquello se recogieron las inquietudes, las posiciones, las visiones que tienen los habitantes de la isla sobre un conjunto de materias en relación al desarrollo de la isla”.

En tanto, Andrea Molina (UDI) expresó que “hemos dado un gran paso en pro de ayudar hoy día a que la isla pueda recuperar, de alguna manera, la situación que vive y que pueda desarrollarse de forma sustentable de aquí para adelante. Aquí también están involucrados estudios donde se va a tratar con la gente, en la isla, no solamente en esta ley, sino también en lo que se viene. Por ende, yo me siento orgullosa, contenta y esperamos que este proyecto avance con la celeridad que avanzó acá en la Cámara de Diputados, porque es fundamental tener este marco regulatorio cuanto antes. Ahora le toca al Senado“.

Lea acá el proyecto de ley.