El técnico Mario Salas le dio la confianza y el “Pájaro” no defraudó. Roberto Gutiérrez fue la gran figura del clásico universitario, al marcar un doblete en la victoria de su Universidad Católica frente a la “U”.

Tras el pitazo final en San Carlos de Apoquindo, el delantero franjeado se mostró feliz por el triunfo, apuntando que “estoy contento por lo personal y grupal. Es muy complicada esta Universidad de Chile. Ahora tenemos las chances para seguir luchando. Eran un clásico en casa y teníamos que ganar”.

En este sentido, el atacante le envió un mensaje a Mario Salas, pidiéndole camiseta de titular: “He jugado poco, pero cuando entré he demostrado lo que soy. Quiero jugar y demostrar, para que el técnico decida quien jugará. Lucho y entreno mucho y le demuestro a Salas que puedo jugar. Con mis goles volvimos a posicionarnos en la parte alta”.

Pero Gutiérrez no se marea y sabe que es necesario dejar el clásico atrás para enfocarse en el duro encuentro que tendrán ante Flamengo de Brasil por Copa Libertadores, el próximo miércoles en el estadio Maracaná

“Se viene una semana difícil, con libertadores. Tenemos las chances intactas. Tenemos que ir a Brasil a ganar y espero que así sea. Y luego a pensar en el campeonato”, sentenció.