Todo parece indicar que una nube negra acompaña a Claudio Bravo en su paso por el Manchester City. Y es que cuando comenzaba a recuperar terreno en la lucha por la titularidad bajo los tres tubos celestes, el portero chileno sufrió una lesión y podría nuevamente ceder su puesto al argentino Willy Caballero.

En el marco del clásico de Manchester, que se selló con una igualdad sin goles, el capitán de la Roja tuvo que abandonar el gramado del Etihad Stadium a los 76 minutos, al sufrir un tirón en la pantorrilla derecha después de salir a cortar un balón.

Tras intentar continuar en cancha, Bravo no pudo resistir el dolor y finalmente se tiró al piso y pidió asistencia médica, por lo que el técnico Josep Guardiola rápidamente movió las piezas, alineando al trasandino.

De esta manera, el guardameta y capitán del “Equipo de Todos” encendió las alarmas de cara a la Copa Confederaciones, que se disputará entre el 17 de junio y el 2 de julio en Rusia. En todo caso, habrá que esperar la evaluación de los especialistas del City para saber la magnitud de la dolencia.

En cuanto a lo futbolístico, este reparto de puntos le permite al Manchester City quedó en la cuarta posición de la Premier League, con 65 puntos, trece menos que el líder Chelsea.

En tanto, Manchester United quedó un casillero más abajo, sumando 64 unidades.