Ojo: Exfoliar el rostro y aplicar colágeno ayudan a la hidratación facial en invierno

El frío produce resequedad y arrugas siendo la deshidratación uno de los principales problemas de esta época del año.

0
3791

Las bajas temperaturas pueden hacer estragos en la piel, causando resequedad y arrugas. Cuando la humedad ambiental supera el 80%, por ejemplo, se recomienda exfoliar el rostro y maquillarse lo menos posible. Así se facilitará que la piel capte agua del ambiente para mantenerla hidratada.

Este es uno de los consejos de Lilian Vásquez, cosmetóloga y esteticista supervisora de los centros de estética Pretty Woman (www.prettywoman.cl), al advertir que la deshidratación es uno de los principales problemas que provoca el frío en el rostro.

Esta se manifiesta en sensación de resequedad, tirantez, piel poco iluminada y opaca. “También puede originar consecuencias de largo plazo, como arrugas por deshidratación, que generalmente son transversales en mejillas, contorno de ojos y frente”, señala.

MENOS COLÁGENO

El frío provoca que se contraigan los capilares sanguíneos, por lo que en invierno llega menor cantidad de oxígeno y nutrientes a la piel. Esto hace que las células fibroblastos fabriquen menor cantidad de colágeno y ácido hialurónico, retenedores de agua en el rostro.

La falta de oxígeno y nutrientes también enlentece la renovación celular, quedando células muertas depositadas en la epidermis, tapando poros, y dificultando que la piel capte agua del medio ambiente para hidratarla desde afuera.

La deshidratación se intensifica al abusar de la calefacción, que provoca que el agua se evapore del rostro.

Uno de los tratamientos para lucir un rostro hidratado y luminoso en invierno combina oxígeno presurizado y colágeno. Este tratamiento de hidratación facial profunda permite ingresar oxígeno a la piel a través de los poros para activar la regeneración celular, estimular la caída de células muertas y evitar su acumulación en el rostro. La renovación celular permitirá tener una piel permeable a captar el agua del medio ambiente, y evitar que se evapore, explica Vásquez.

También este oxígeno estimulará la fabricación de colágeno y ácido hialurónico, retenedores de agua.

Luego se aplica un velo de colágeno en el rostro, que activará el colágeno propio de la piel, principal retenedor de agua en la dermis. El tratamiento sigue con una máscara nutritiva con colágeno y elastina, para reforzar la hidratación y reafirmar la piel.

Al devolver la hidratación, este tratamiento ilumina la piel, evita la sensación de sequedad y tirantez, y atenúa las arrugas por deshidratación.

CONSEJOS PARA HIDRATAR

La experta entrega algunos consejos para evitar la deshidratación facial en invierno:

  • Usar crema hidratante con protector solar en el día, pues aporta los principios activos para que la piel retenga agua y se proteja del frío, reduciendo la vaso constricción.
  • Ducharse con agua tibia, no abusar de calefacción ni de aire acondicionado en auto, pues las altas temperaturas provocan evaporación del agua de la piel.
  • Tomar dos litros de agua diariamente, pues hidratará la piel desde el interior del organismo.
  • Limpiar el rostro cada mañana y noche, para despejar los poros y facilitar que la piel capte agua del medio ambiente.
  • Exfoliar el rostro mínimo una y máximo dos veces al mes, para eliminar células muertas, y permitir que la piel capte agua del ambiente exterior.