Facultad de Ciencias Sociales de la Chile celebra el Día del Libro: “La biblioteca no es fome”

Con la primera exposición y venta de libros para alumnos, funcionarios y académicos, la institución conmemoró el Día del Libro y del Derecho de Autor promovida por la Unesco. “Este evento es parte de una política con la que la biblioteca tiene que salir a conectarse”, destacó el vicedecano de Ciencias Sociales y académico del departamento de Sociología, Raúl Atria.

696

Como una forma de celebrar el Día del Libro y del Derecho de Autor promovida por la Unesco (que tuvo lugar el 23 de abril), la Biblioteca de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Chile realizó este martes una exposición y venta de libros para los alumnos, funcionarios y académicos de la institución.

En conjunto con la Editorial Universitaria S.A., la biblioteca sacó los libros al hall de la Facultad hasta donde llegaron decenas de alumnos que miraron con atención la gran variedad de textos de todo tipo.

“Este evento es parte de una política con la que la biblioteca tiene que salir a conectarse. Tradicionalmente las bibliotecas fueron una especie de recintos donde se mantenían los libros y la gente iba a ellos. Pero nosotros estamos en una época que la biblioteca sale a buscar a la gente y esto se expresa de diversas maneras, como ésta”, explicó a La Nación el vicedecano de Ciencias Sociales y académico del Departamento de Sociología, Raúl Atria.

En medio de la exposición que también contó con la presencia de bibliotecólogos, Atria remarcó que “creo que hay un cambio cultural importante del papel al mundo digital. Hoy día los jóvenes tienen la percepción que la necesidad de encontrar fuentes bibliográficas se satisface mucho más prontamente recurriendo a los mecanismos digitales. Pero hay un momento en que la biblioteca es capaz de responder a necesidades muy específicas. Por eso es que la biblioteca tiene que tener un buen servicio y así se empieza a recuperar el proceso de acercamiento al papel”.

“Me gustaría que no se identifique el libro con los adultos mayores. Hay que romper ese estereotipo. Si hay un acercamiento al libro desde la etapa más temprana de los niños, no veo por qué tenemos que pensar que los libros pasaron a los viejos”, complementó.

“LA BIBLIOTECA NO ES FOME”

Lenka Zaldívar, encargada del evento y de Referencias de la Biblioteca, se mostró feliz por la recepción de los estudiantes a la exposición y adelantó que este es el punto de partida para futuras ediciones en los próximos años.

“Queremos salir a mostrar a todos los usuarios que la biblioteca ya no es el único ambiente educativo (…) La idea es cambiar la imagen en la época de la información. La biblioteca no es fome”, afirmó.

-¿Cómo analiza la cultura lectora en el país?

-El tema es bien delicado. Yo trabajé cerca de 20 años en educación prebásica y básica en el fomento lector. El fomento lector de pronto se ve truncado, muchas veces los chicos no leen por falta de motivación, creo que ahí hay un problema, la falta de motivación.

-¿Y cómo cambiar eso?

-Al principio pensé que se cambiaba desde abajo, pero creo que se cambia desde acá, formando a los profesores para que motiven a la lectura, y eso es parte de este evento.