Una ballena muerta apareció flotando este martes en la bahía de Lota, Región del Biobío, ante el asombro de los habitantes de la zona debido al enorme tamaño del cetáceo, que medía cerca de 10 metros de largo.

La Capitanía de Puerto ordenó que el animal fuera retirado del lugar por el riesgo para la navegación y también dispuso su entierro en una playa por motivos de salud pública.

Para esta maniobra se utilizaron una retroexcavadora y un cargador frontal.

Este cetáceo se suma a otras dos ballenas que vararon muertas en marzo pasado en Pullehue, Región del Maule, y en el extremo norte de Iquique, Región de Tarapacá.