Desempleo en el Gran Santiago se elevó a 7,7% en marzo

En relación a marzo de 2016 (9,4%) esta cifra significa una variación negativa de -1,7 puntos porcentuales. Pero es un alza de 1,2 puntos si se la compara con la medición del trimestre anterior.

824

El Centro de Microdatos del Departamento de Economía de la Universidad de Chile informó este martes que la tasa de desempleo de marzo en el Gran Santiago se ubicó en 7,7%, que corresponde a 244.900 personas desocupadas.

En relación a marzo de 2016 (9,4%) esta cifra significa una variación negativa de -1,7 puntos porcentuales. Pero es un alza de 1,2 puntos si se la compara con la medición del trimestre anterior.

El director del Centro de Microdatos Jaime Ruiz-Tagle afirmó que “desde una perspectiva histórica, la tasa de desempleo se ubica en un nivel medio, esto es, bajo los niveles anteriores a 2012, pero sobre los niveles de los últimos cinco años” a excepción de marzo de 2016. También subrayó que es habitual que la tasa de desempleo de marzo sea la más alta del año en el Gran Santiago, debido a la estacionalidad.

El economista detalló que la evolución anual del empleo se explica principalmente por un crecimiento del empleo de 4,4%, muy marcado por el bajo nivel registrado hace un año atrás, además de una variación positiva de la fuerza de trabajo de 2,5%. Estos números se traducen en 2.920.000 personas ocupadas en el Gran Santiago, cifra inferior al promedio de 2016, pero significativamente mayor al registro de hace un año.

En el desglose de la actividad económica, las mayores alzas en las tasas de cesantía en el transcurso de un año aparecen en los sectores Construcción (10,7%), Transporte y otros (8,3%), Servicios de gobierno y financieros (7,6%) e Industria manufacturera (7,5%). Desde el punto de vista del crecimiento del empleo, al diferenciar según bienes o servicios, en el primer grupo Construcción exhibe niveles estables, en cambio Industria manufacturera cae de manera persistente desde 2013; en el segundo grupo destaca el crecimiento del empleo de Servicios de gobierno y financieros (13%) y Servicios personales y del hogar (9,9%).

En términos del tipo de empleo, el trabajo asalariado creció en 1,8% en doce meses. En el mismo período, el empleo independiente experimentó un aumento de 15,2%, no obstante es similar al nivel observado en los últimos dos años.

Finalmente, en el análisis de los ingresos se advierten alzas tanto de los asalariados que reportaron $526.000 promedio, es decir, un aumento de 11,7 en un año como de los trabajadores por cuenta propia, cuyos ingresos promedio son de $437.000 (15,8% mayor al año anterior). En cambio, los ingresos de los empleadores cayeron en -14,7% en un año, situándose en $1.312.000.