El 2016 fue el tiempo de los tonos fríos en el cabello: los rubios platinados, los balayages casi blancos y las gamas de grises que se tomaron las pasarelas y fueron el nuevo look de muchas famosas.

Este año ocurrirán cambios que matizarán esta moda. Aunque la mayoría de las novedades no son radicales, los expertos ya anticipan una tendencia más cálida en la coloración. Cada vez serán más frecuentes los suaves bronces, tonos cafés, rubios y naranjos cremosos.

Por eso, si estás pensando en un cambio de look para esta temporada, Ximena Sandoval, estilista de la peluquería “El Estilo de María”, cuenta cuáles son las tendencias que marcarán la pauta en estas estaciones del año:

-Balayage: Este estilo consiste en una decoloración muy gradual en la parte inferior del cabello. A diferencia del anterior “freestyle”, que marcaba una clara línea divisoria entre la parte superior del pelo más oscura y las puntas más claras,  el balayage es más sutil.

“La técnica del balayage tuvo tan buena acogida, que continúa creciendo en popularidad, reinventándose con cada vez más variedades”, afirma Ximena. “Es una gran opción para los novatos que nunca han experimentado con color, ya que no requiere de una decoloración excesiva de todo el cabello”, añade.

Este año el balayage se reinventa y viene con un nuevo aire: el Ojo de Tigre, una mezcla de colores caramelo y highlights café. Lo mejor es que funciona tanto en cabello largo, como en un corte medio o una melena. Además, tiene la comodidad de que no debes mantenerlo tan seguido: como deja el color natural en la raíz, no se nota el crecimiento.

-Color Derretido: Esta técnica, aunque se parece un poco a la anterior, se diferencia del balayage porque parte con el juego de colores desde la raíz. “Es la nueva tendencia que permite que los estilistas usen múltiples tonos para crear una obra de arte desde la raíz hasta las puntas, no importa si eres rubia o morena”, dice la experta. La idea es tomar un montón de colores diferentes pero de la misma gama de tonalidades, y mezclarlos para que se vea como que todo eso naciera naturalmente en una sola persona.

-“Rose Gold”: Esta es una tendencia que se viene con todo. Consiste en tinturar el cabello para que se vea rubio, pero cambiando los tonos plateados por los dorados. Puedes probar con tonos vainilla si tienes el pelo claro, o algo más cobrizo si tienes el cabello más oscuro. Su principal efecto es que le dará luz a todo tu look, incluso si no estás usando maquillaje.

-Rubio-Naranjo: Este es, definitivamente, uno de los mix del año. Es un poco más osado que el estilo anterior porque se acerca más a los tonos colorines. El color naranjo ya se venía acercando en 2016, con tonos suaves como el durazno o el fresa,  pero ahora adquiere más carácter. Si quieres algo sutil pero novedoso también puedes tratar con un tono entre el rubio y el “ginger”. Ya son varias las celebridades que experimentan con él, y no podría quedar más perfecto.

-Raíz crecida: Antiguamente que un cabello decolorado dejara al descubierto las raíces más oscuras era considerado un descuido. Hoy en día, es una tendencia que está incendiando las pasarelas. Si antes era tolerada máximo una pulgada de crecimiento a la vista, hoy en día con 5 se considera un look perfecto. Este look tiene la gracia de verse muy “relajado” o “casual”.