El Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) ofició este viernes a Aguas Andinas para que le informe, en un plazo de 10 días hábiles, los motivos que provocaron la suspensión del servicio de agua potable que afectó a parte de la Región Metropolitana.

Además de las causas del corte de suministro, se requirió a la empresa que indique el alcance territorial y duración de la suspensión, cantidad de usuarios afectados, reclamos recibidos, medidas adoptadas para mitigar los efectos en la población, planes de contingencia para enfrentar la emergencia y medios utilizados para informar a los usuarios sobre la emergencia, entre otros aspectos.

Asimismo, el Sernac solicitó que, si corresponde, la empresa sanitaria informe los medios o mecanismos para compensar y/o indemnizar a los consumidores.

El director nacional del Servicio, Ernesto Muñoz, explicó que los consumidores tienen derecho a recibir un servicio de calidad y a que no se interrumpa la entrega de suministro injustificadamente.

“Toda empresa debe actuar con estándares de profesionalidad, y por tanto, debe responder si se causan daños o inconvenientes a los consumidores”, enfatizó.

En el casi del agua potable, la autoridad recalcó que sólo se puede suspender la entrega de suministro por razones de fuerza mayor calificadas por la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS), o debido a interrupciones, restricciones y racionamientos programados e imprescindibles para la prestación del servicio, los que deberán ser comunicados al usuario, con a lo menos 24 horas de anticipación.