El “asesino de Facebook” se suicida tras 3 días de búsqueda en EEUU

Steve Stephens fue encontrado muerto en su vehículo con una herida fatal de bala que, según la policía, se causó el mismo tras una breve persecución.

689

El hombre que mató a un anciano al azar y publicó el video en Facebook fue hallado muerto en Erie (EEUU) tras una persecución policial que tuvo en vilo al país desde el domingo, cuando el llamado “asesino de Facebook” se dio a la fuga.

Steve Stephens fue encontrado muerto en su vehículo con una herida fatal de bala que, según la policía, se causó el mismo tras una breve persecución a unos 160 kilómetros de Cleveland (Ohio), donde cometió el asesinato de Robert Godwin, un anciano de 74 años a quien eligió supuestamente al azar.

“Steve Stephens fue detectado esta mañana por miembros de la Policía Estatal de Pensilvania en el condado de Erie. Tras una breve persecución, Stephens se suicidó de un disparo”, indicó la Policía estatal de Pensilvania en Twitter.

El jefe de la Policía de Cleveland, Calvin Williams, que ha coordinado las operaciones con la ayuda de agencias federales y departamentos de policías de otros estados, reveló que alguien llamó este martes a las fuerzas del orden al ver un vehículo similar al descrito por las autoridades.

El Ford Fusion blanco de Stephens estaba detenido en un McDonald’s y, cuando la Policía se aproximó, emprendió una breve huida que culminó con el sospechoso suicidándose al verse acorralado.

La Policía, que habló brevemente con Stephens el domingo tras cometer su asesinato a sangre fría, consiguió localizar el origen de la llamada en Erie (Pensilvania), pero las pesquisas y el cerco policial no habían dado resultado hasta esta mañana.

Williams lamentó el desenlace, ya que “tanto nosotros como la familia tenemos muchas preguntas” sobre las razones que llevaron a Stephens a matar de manera aleatoria a una persona sin relación alguna con él.

En varios videos publicados en Facebook, Stephens, que era trabajador social, culpaba a la ruptura con su exnovia “Joy Lane”, aunque los investigadores han descubierto que el sospechoso también tenía problemas económicos y se enfrentaba a un posible desahucio por problemas con el juego.