Venezuela: Militares marchan por Caracas y exiliados advierten sobre “tortura”

El Presidente venezolano Nicolás Maduro aseguró que "nunca me ha temblado ni me temblará el pulso para hacer justicia, para castigar férreamente a quienes quieren incendiar y llenar de violencia nuestra amada patria".

675

Cientos de militares de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) marcharon desarmados este lunes en Caracas para realizar un llamado a la paz y a evitar un derramamiento de sangre en medio de las protestas antigubernamentales de los últimos días.

Le hacemos un llamado a la cordura, le hacemos un llamado a la sensatez, al sentido común de evitar derramamiento de sangre como se hizo apenas hace tres años en el 2014″, dijo el comandante de la Guardia Nacional Bolivariana, Benavides Torres, desde la sede militar frente a decenas de oficiales.

Torres, que comandó un desfile por Caracas, reiteró los llamados a la paz y a la tranquilidad pues, agregó, “el pueblo de Venezuela no se merece este trato”.

El Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció que la FANB honraría con un desfile a la milicia y que arrancaría también “una jornada en defensa del honor, de la unión, y del compromiso de la FANB contra los ataques que se vienen haciendo contra nuestro país”.

“No me temblará la mano”

Horas antes de que comenzara el desfile de las Fuerzas Armadas venezolanas, Maduro, aseguró que no le “temblará el pulso” para “castigar férreamente” a los que quieren “incendiar y llenar de violencia” el país, así como para “llevar a la cárcel a quien tenga que llevar”.

En una transmisión en cadena obligatoria de radio y televisión desde el Palacio de Miraflores, acompañado de varios miembros de su gobierno, el Mandatario presentó una serie de vídeos que supuestamente incriminan a dirigentes y diputados del partido opositor Primero Justicia (PJ) en la organización y financiación de actos violentos durante las protestas de las últimas semanas en Caracas.

Uno de los vídeos muestra también las supuestas declaraciones policiales de Alejandro Sánchez, quien junto a su hermano gemelo José -ambos dirigentes de PJ- fue detenido el pasado viernes.

Sánchez confiesa aparentemente su participación en la acción contra el DEM y asegura que esta fue planificada junto a otros actos violentos por dirigentes de ese partido opositor.

Es a raíz de esto que Maduro dijo que “con la investigación, sepan ustedes que no me va a temblar el pulso ni un segundo para llevar a la cárcel a quien tenga que llevar se llame como se llame, esté en el cargo que esté”, aseveró.

En la misma línea, agregó que “nunca me ha temblado ni me temblará el pulso para hacer justicia, para castigar férreamente a quienes quieren incendiar y llenar de violencia nuestra amada patria”, recalcó.

Denuncia de arrestos y “torturas” 

Pero esa no es la única información que llega desde Venezuela, en una jornada especialmente noticiosa. La Organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex) denunció el “arresto” de dos dirigentes estudiantiles que fueron “torturados” para que responsabilizaran a opositores de actos violentos registrados en el país suramericano.

Veppex repudió esta “práctica” del régimen venezolano encaminada a “doblegar la voluntad de la víctima para obtener falsas confesiones” que permitan a las autoridades “acusar a dirigentes” de falsos crímenes.

Los hermanos Francisco José y Alejandro Sánchez, dirigentes estudiantiles del partido Primero de Justicia (PJ), fueron detenidos el pasado jueves y “torturados” por el servicio de inteligencia de Venezuela para, afirmó el grupo de exiliados, “obligarlos a grabar una declaración” en la que incriminan a opositores en hechos violentos.

Alertamos a la comunidad internacional sobre la ola de represión y detenciones masivas que se originarán en los próximos días por parte del régimen de Nicolás Maduro con el propósito de acallar las protestas del pueblo”, resaltó Veppex en un comunicado.

  • TAGORE

    INFUNDIO propalado por la agencia EFE, que no es más que que una repetidora de lo que digan en Guáchinton… No les creo ni el 0,000000000000001 %