Valdés acusa conflicto de interés de las AFP por pedir administración del 5%

El ministro de Hacienda defendió la propuesta del Gobierno respecto a las pensiones y afirmó que un sistema de reparto “equivale a consumirnos en el presente aumentos significativos de las cotizaciones e impuestos de nuestros nietos y bisnietos”.

0
615

El ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, planteó que la propuesta para mejorar las pensiones presentada por el Gobierno es sostenible, cuida los incentivos y la economía y fortalece el sistema de pensiones en la lógica de la seguridad social.

Valdés expuso este lunes los principales contenidos de la propuesta del Gobierno en el seminario internacional “Sistemas de Pensiones: Desafíos y Perspectivas”, organizado por la Asociación Internacional de Organismos de Supervisión de Fondos de Pensiones (AIOS) y la Asociación de Supervisores de Seguros de América Latina (Assal). 

Reiteró que el funcionamiento del nuevo sistema de ahorro colectivo se financiará con la cotización adicional de 5% de cargo del empleador, que será administrado por una “nueva entidad pública, autónoma, con mandato único y preciso y que va a velar por la eficiencia”.

De este 5%, tres puntos van a cuentas personales de cada individuo y los dos restantes van a un sistema de seguro colectivo para financiar tres componentes:

El primero, de solidaridad intrageneracional, permite que los cotizantes que durante un año perciban ingresos más bajos reciban ayuda de aquellos que han ganado más.

Segundo, un componente intergeneracional que apoya a los cotizantes actuales que ya están a punto de retirarse y a aquellos que están retirados, “con la lógica siguiente: nadie en el sistema de pensiones de vejez de AFP debiese tener un aumento de su pensión inferior a 20%”.

Y tercero, un bono que incentiva a que las mujeres se retiren más tarde. 

Aseguró que sin transferencias entre generaciones “es prácticamente imposible mejorar las pensiones de la clase media hoy”. 

Valdés explicó que este componente intergeneracional irá desapareciendo en el tiempo, ya que con los mayores ahorros provenientes del aumento de cotización cada persona va a ir financiando un mejoramiento de su pensión futura.

PERFECCIONAR EL SISTEMA MULTIFONDOS

A quienes proponen que las personas decidan dónde va el 5%, les respondió que eso implicaría que también deberían decidir adónde va el 10% vigente. “Me temo que eso nos entramparía por un largo tiempo en un debate que es legítimo, pero que no va al fondo de lo que necesitamos hoy para mejorar las pensiones actuales y futuras. Un paso a la vez permite evaluar resultados y con ello mejores políticas”, afirmó.

El ministro defendió la urgencia de aumentar el ahorro previsional y diversificar las fuentes de financiamiento de las pensiones. Alertó que dada nuestra dinámica poblacional, un sistema de reparto “equivale a consumirnos en el presente aumentos significativos de las cotizaciones e impuestos de nuestros nietos y bisnietos”.

Y dijo que si bien “es legítimo que cada uno se preocupe de mantener y ampliar su negocio, es importante reconocer los conflictos de interés en el debate, como los que tienen las AFP cuando defienden que todo el 5% vaya a la cuenta de capitalización individual que ellas administran”.

El ministro añadió que junto con la incorporación gradual de los trabajadores independientes a la cotización obligatoria, se aumentará también el tope imponible desde 75,7 UF a 113,5 UF, manteniendo la indexación al ajuste real de remuneraciones del INE.

En términos de regulación de la industria, planteó la necesidad de aumentar la participación de los afiliados a través de un representante en el Comité de Inversión y Solución de Conflictos de Interés, “y queremos también participación de los afiliados en la elección de directores de las sociedades donde invierten los fondos”.

Añadió que también se busca perfeccionar el sistema multifondos en algunos aspectos específicos, eliminando un multifondo y abriendo la posibilidad de que haya cobros de comisiones relacionadas con desempeño.

Asimismo, se fortalecerá la licitación de nuevos afiliados y también la regulación de las comisiones de intermediación, “que siendo muy importantes requieren más transparencia y también requieren políticas más claras de conflictos de interés y otro tipo”.