Preparan medidas de contingencia por alerta meteorológica en el norte

La Onemi organizó una mesa técnica a raíz de las lluvias en Antofagasta y Atacama. Además, se mantiene el aviso por precipitaciones entre las regiones de Coquimbo y Maule.

1498

La Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) organizó una mesa técnica a raíz de la alerta meteorológica emitida por la Dirección Meteorológica de Chile (DMC) para el norte del país, detallando que el fenómeno se presentaría con gran acumulación de nubosidad y con montos de precipitaciones variables, que dependerán de la acumulación de humedad, por lo que el pronóstico podría presentar variaciones.

En relación a las horas de desarrollo del núcleo frío en altura, el organismo precisó que en Atacama iniciará durante la tarde del martes 18 de abril con precipitaciones en el sector de Tierra Amarilla y que durante la madrugada del día 19 se consolidará el núcleo frío en dicha zona y también entrará a la Región de Antofagasta, en particular a la provincia de El Loa.

La reunión estuvo encabezada por la Subsecretaría del Interior y representantes de la DMC, Sernageomin, Carabineros, PDI y el Estado Mayor Conjunto.

El director nacional de Onemi, Ricardo Toro, indicó que “hemos iniciado acciones importantes en cuanto a la coordinación considerando escenarios complejos, dado el cambio climático, por lo que pedimos la colaboración de las personas para que tomen las precauciones y no se expongan a situaciones de riesgo al momento que se desarrollen las precipitaciones en los distintos sectores, en especial cercano a quebradas y sectores pre cordilleranos”.

A su vez, la DMC informó que se mantiene el aviso por precipitaciones en zona precordillerana y cordillerana entre las regiones de Coquimbo y Maule.

Finalmente, como parte de las medidas preventivas adoptadas inmediatamente al concluir la reunión de coordinación, se estableció que, dadas las condiciones expuestas en el pronóstico, se mantendrá la Alerta Temprana Preventiva para las regiones de Antofagasta y Atacama, a fin de robustecer el monitoreo del Sistema de Protección Civil, a partir del nivel local; y de las medidas de reforzamiento y control ante la ocurrencia de precipitaciones.