Potencian cultivo de la quínoa en la región de Tarapacá

Se llevó a cabo un taller para pequeños agricultores aimaras de la zona, con el objetivo de implementar un proceso normativo-comunitario y así cumplir con los requisitos establecidos por ley, para que los productores se conviertan en una de las primeras experiencias de producción orgánica comunitaria de este grano en el altiplano en Chile.

3129

La producción de quínoa cada vez está teniendo mayor importancia en Chile, especialmente en el norte del país. Es por eso que se ha dado inicio a una serie de iniciativas para potenciar su cultivo, sobre todo en la región de Tarapacá.

La Cooperativa de Productores de Quínoa (Quinoacoop) ya comenzaron a desarrollas acciones de I+D (Investigación y Desarrollo) para fortalecer la competitividad de los pequeños agricultores aimaras, con el objetivo de tener mejor acceso al mercado.

Para conseguir esta meta, se realizó un segundo taller de capacitación sobre certificación orgánica, con el fin de implementar un proceso normativo-comunitario y así cumplir con los requisitos establecidos en la Ley N° 20.089, para que Quinoacoop pueda convertirse en una de las primeras experiencias de producción orgánica comunitaria de este grano en el altiplano en Chile.

Dicho taller estuvo a cargo de la encargada de agricultura orgánica de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa), Pilar Eguillor. En él se dieron a conocer los avances de la iniciativa, relacionado principalmente al trabajo realizado con plagas y enfermedades diagnosticadas en los laboratorios de la Universidad Católica.

Marcela Arce, ejecutiva de innovación de FIA declaró que “con la diferenciación hacia un producto orgánico se abre una nueva oportunidad de negocio para la comercialización de la quínoa a nivel nacional, generando valor agregado y un nivel de competitividad mayor a otras quínoas producidas en el país, lo que se transforma en una potencialidad de este proyecto”.

Mientras que Mario Venegas Vásquez, seremi de Agricultura de Tarapacá, afirmo que “por medio de esta autocertificación se quiere dar un sello diferenciador con el resto que se cultiva en el país, y también lo que llega del extranjero. Es de esta manera cómo podemos ser más competitivos, o sea a través de estos proyectos de innovación que maneja la Fundación para la Innovación Agrícola, FIA, financiada por proyectos FIC, los que pueden generar innovación en algún proceso productivo, gestión y comercialización”.

La quínoa, para la FIA, está dentro de unas de las líneas importante de acción, ya que es parte de los Programas de Innovación, los cuales responden y actúan conforme a las estrategias y agendas definidas por cada rubro, tema y territorio, en este caso el programa de la quínoa tiene por objetivo fomentar modelos de negocios sostenibles incorporando innovación en la cadena de valor de la quínoa.