Detienen a sospechoso del asesinato de chilena en misión de paz de la ONU en el Congo

Los cuerpos sin vida de Zaida Catalán, la abogada de 36 años con nacionalidad chilena y sueca, y del estadounidense Michael Sharp fueron encontrados el pasado 28 de marzo, dos semanas después de ser secuestrados cuando participaban en una misión en dicho país africano.

1108

La justicia militar congoleña anunció este viernes en Kinshasa que estaba interrogando a un sospechoso detenido en el marco de la investigación del asesinato de la chilena-sueca Zaida Catalán, abogada de 36 años, y el estadounidense Michael Sharp, expertos de la ONU en el centro de la República Democrática del Congo.

“La Fiscalía general detuvo a dos sospechosos de haber dado muerto al estadounidense Michael Sharp y a la sueca Zaida Catalán”, cuyos cadáveres fueron hallados en Kasai el 28 de marzo, más de dos semanas después de su secuestro, declaró el general Joseph Ponde, fiscal general de las Fuerzas Armadas de la RDC (FARDC) en una rueda de prensa.

Uno de los dos sospechosos, presentados por el general como “insurgentes”, huyó con la ayuda de cuatro policías que debían vigilarle, afirmó el oficial, sin aportar más detalles sobre las circunstancias del arresto ni de la fuga.

El otro sospechoso, identificado como Daniel Mbayi Kabasele (homónimo de un diputado local), está arrestado en la fiscalía militar de Kananga, capital de la provincia de Kasai-central, donde “continúa” su interrogatorio, agregó el fiscal general.

“Solo la investigación judicial determinará quién, de los insurgentes Kamwina Nsapu o de los elementos de las fuerzas de seguridad”, mató a los dos expertos, agregó el oficial, precisando que estaban tratando de encontrar a los cuatro congoleños que los acompañaban.

Los dos expertos habían sido enviados por el secretario general de la ONU para examinar la aplicación de una resolución del Consejo de Seguridad para el embargo de armas con destino RDC. 

Zaida Catalán era hija de madre sueca y de padre chileno que estuvo exiliado en dicho país europeo tras el golpe de Estado de Augusto Pinochet en 1973. Tras titularse de abogada, comenzó a trabajar en la ONU y participó de varias misiones de paz.

Los episodios violentos en la región de Kasai han dejado cientos de muertos desde la aparición, en septiembre de 2016, de la rebelión de Kamwina Nsapu, líder tradicional que se rebeló contra el gobierno de Kinshasa antes de ser abatido durante una operación militar en agosto de 2016.