Navarro sobre reforma a las pensiones: “No le toca un pelo a las administradoras privadas”

El senador y candidato presidencial del Partido País sostuvo que “con esta propuesta, se termina consolidando el sistema de AFP”.

704

Como un “parche al sistema de AFP” calificó el senador Alejandro Navarro la propuesta que dio a conocer la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, para mejorar el sistema previsional chileno.

El candidato a La Moneda del Partido País fue enfático en afirmar que la iniciativa gubernamental “no resuelve el problema de las pensiones“, agregando que “es necesario ir aumentando gradualmente el aporte del empleador a un 10%, resguardando, por cierto, a las Pymes. Este sería un verdadero pacto social empresarial”.

Este es el resultado de una reforma negociada por el ministro Rodrigo Valdés a espaldas de la ciudadanía, a puerta cerrada con los dueños de las AFP y los partidos políticos, que no le toca un pelo a las administradoras privadas, las que aparecen como actores ausentes en este esfuerzo”, recalcó.

Navarro dijo que “si bien se auguraba que no habría una reforma estructural en un Gobierno que se ha caracterizado por administrar el modelo de acumulación capitalista, yo esperaba que se establecieran ciertos mínimos de corto plazo y otros de mediano y largo plazo que sentaran las bases de un nuevo sistema”, indicó Navarro.

Con esta propuesta, se termina consolidando el sistema de AFP, dejando intacto el negocio privado establecido en dictadura, por lo que los dueños de las administradoras privadas podrán seguir especulando con los fondos de los trabajadores, sin que el Estado establezca una regulación mínima”, lamentó.

SEGURO DE PÉRDIDA PARA EL TRABAJADOR

Navarro planteó que “si el Gobierno y los empresarios tuvieran voluntad real de mejorar las pensiones, al menos se debiera restablecer el seguro de pérdida para el trabajador, el que fue eliminado durante el gobierno de Eduardo Frei”.

En ese sentido, el candidato del Partido País recordó que dicho mecanismo “hacía que cuando había periodos de rentabilidad negativa, fueran las administradoras las que asumieran el costo devolviendo en 12 cuotas la renta negativa, y no el trabajador como ocurre hoy día con el detrimento correspondiente”.

“Es decir, las AFP quieren seguir haciendo negocios con los fondos de los trabajadores, sin asumir ningún riesgo en caso de pérdida, lo que no parece justo, ni siquiera en un modelo neoliberal exacerbado como el que hay en Chile”, acotó.

“HAY UN CONTUBERNIO ENTRE LAS AFP Y LAS AUTORIDADES”

Asimismo, el legislador dijo que esperaba que “al menos, se revisara la fórmula de cálculo de las pensiones, en específico, de las tablas de mortalidad elaboradas por la Superintendencia de Pensiones, las que se contradicen de forma fragante con la expectativa de vida que muestra el Instituto Nacional de Estadísticas (INE)”.

Navarro detalló que “actualmente, las tablas de mortalidad, implementadas en julio de 2016, proyectan que las mujeres afiliadas al sistema de pensiones que hoy tienen 60 años vivirán en promedio hasta los 90,31 años; y en el caso de los hombres que hoy tienen 65 años, se estima que su esperanza de vida llegará en promedio a 85,24 años“.

“Esto está en directa contraposición de lo señalado por las estadísticas del INE que señalan que la expectativa de vida en el caso de las mujeres es de 84 años y 79 años en el caso de los hombres, por lo que no hubo una contraparte técnica con poder que estableciera un equilibrio en el cálculo de la tasa de remplazo”, agregó el abanderado presidencial.

Navarro sostuvo que en la Superintendencia de Pensiones “hay un contubernio entre las AFP y las autoridades, lo que se refleja en las aprobación de AFP falsas como Argentum y Acquisition solo para eludir impuestos”.

Si tan solo se aplicarán las tablas de esperanza del INE, las pensiones subirían en un 25%, sin que el trabajador, el empleador o el Estado, gasten un solo peso“, agregó.

INVERSIÓN EN CARRETERAS Y OBRAS PÚBLICAS

Respecto de la administración del 5% que aportará el empleador, donde un 3% irá a la cuenta de capitalización individual y un 2% a fondo común, Navarro afirmó que “sería adecuado que por ahora, ese 5% sea invertido en nuestro país, en la construcción de carreteras y obras públicas“.

“Así cuando los chilenos pagamos el peaje, lo haremos más contentos, sabiendo que las utilidades van a nuestro fondo de pensión y no al bolsillo de inversores extranjeros. Así lo hace EEUU”, sostuvo.