Javiera Parra y el legado familiar: “No siento ninguna responsabilidad”

La intérprete de “Te Amo Tanto” vive un año lleno de contraste, pues mientras preparaba una serie homenajes por los 100 años del nacimiento de Violeta Parra sufrió la muerte de su padre Ángel. Y a un mes del deceso, la líder de Los Imposibles analizó junto a La Nación lo que significa ser parte del “clan Parra”.

2667

Un 2017 lleno de contrastes están viviendo los hermanos Parra. Mientras preparaban una temporada de homenajes por los 100 años del natalicio de su abuela Violeta, Ángel y Javiera recibieron el duro golpe del fallecimiento de su padre, Ángel Parra.

Y a un mes del deceso del cantautor, su hija menor repasa junto a La Nación lo que significa, tanto para las artes como para ella, la pérdida de uno de los principales representantes de la Nueva Canción Chilena.

Ha sido duro, pero lo estoy viviendo de la manera que me ven, tocando. Con Ángel estamos haciendo lo que mi padre nos enseñó, que es enfrentar la vida con optimismo, con mucha alegría, siendo generosos y compartiendo con los demás este don que sentimos que tenemos. Eso es lo que estamos haciendo, llevamos tres fines de semanas tocando, porque así se pasan mejor las penas”, comenta la intérprete de “Te Amo Tanto” después de su presentación en el Hotel Las Torres Patagonia junto a Los Imposibles.

Es que Javiera percibe el aplauso del público como verdaderos abrazos de afecto en este difícil momento. “Una de las cosas más lindas es el cariño de la gente hacia nosotros, que ha hecho que este periodo doloroso sea un poquito más suave. Porque la gente entiende, porque como aman a la Violeta, también aman a mi padre y los respetan. Eso es un paliativo para lo que estamos viviendo”, agrega.

– ¿El ser parte de la familia Parra conlleva una responsabilidad muy grande?

– No siento ninguna responsabilidad por ser hija o nieta de… Nosotros siempre hemos evitado sentir responsabilidad, porque es una palabra que te inmoviliza, te inhabilita. La responsabilidad tiene un dejo de no libertad. Con mi hermano Ángel preferimos llamarlo una continuidad, que es lo que venimos haciendo, que es en el fondo hacer una extensión de la obra de la Violeta en la gente joven que nos sigue por nuestros propios trabajos. Por Los Tres, por Ángel Parra Trío, por Javiera y Los Imposibles.

100 AÑOS PARA VIOLETA

Si bien El Árbol de la Vida tiene cinco años desde su lanzamiento, este álbum cobra un sentido especial en plena conmemoración de los 100 años del nacimiento de Violeta Parra. Con versiones propias de “Qué he sacado con quererte”, “Arauco tiene una pena” y “La jardinera”, entre otros éxitos, Javiera y Los Imposibles le rinden tributo a la cantautora más importante en la historia de la música chilena y latinoamericana.

“Para mí ha sido especial interpretar sus canciones, y durante los últimos seis meses he tenido una conexión especial con ella. Me he acercado a la interpretación de mi abuela, que es algo muy esencial, muy simple… Y tenemos la suerte de que las canciones de Violeta son más jóvenes que nosotros mismos, son rupturistas, siguen siendo muy lúcidas, muy ácidas. Entonces, nosotros no tenemos que hacer nada, solo tocarlas”, manifiesta.

En todo caso, Javiera hace énfasis en que ella y sus músicos también se han ganado un sitial importante dentro de la música chilena. Aquello queda en evidencia después de 21 años de carrera, donde los fanáticos corean sus canciones con la misma intensidad. Sin lugar a duda, una prueba de vigencia.

“Llevamos más de dos décadas tocando y nos sentimos súper orgullosos de estar en el inconsciente colectivo de más de una generación. No gracias a una canción, son 8 ó 10 canciones que gente de todas las edades vacila con nosotros. Adolecentes de 20 años que dicen ‘mi mamá escuchaba tus canciones y a mí también me gustan’. Es divertido, porque son una generación que se ha renovado”, afirma.

– ¿Qué viene ahora para Javiera y Los Imposibles?

– Tenemos un año súper cargado de presentaciones, tanto a nivel nacional como internacional. Dentro de muy poco grabaremos un disco (a finales de abril) y después presentaciones en Buenos Aires, Costa Rica, París. Así que es un año con el angelito dedicado a tocar las últimas composiciones.

  • Rita Salim

    Una gran familia todos los Parra. Han paseado la cultura chilena por el mundo. Un orgullo.