Cholita Chic: “El arte es una forma de lucha”

Bajo el anonimato de pasamontañas y rodeada de challas y de dólares, este excéntrico personaje se hizo presente en la feria FAXXI reivindicando los derechos de las mujeres y del mundo andino e indígena.

0
1403

Recorriendo la Feria de Arte FAXXI 2017, que se realizó entre el viernes y el domingo en el Parque Bicentenario de Vitacura, nos encontramos con Cholita Chic, una artista única dentro del evento.

Bajo el anonimato que le otorga su pasamontañas y rodeada de challas y de dólares, este excéntrico personaje femenino toma forma en dos bellas mujeres con rasgos indígena.

Todas somos Cholita Chic. A veces somos una, a veces somos dos, a veces somos tres, a veces somos cuatro… Son colaboraciones y estamos juntas trabajando. A veces nos separamos, a veces nos juntamos. Depende de la obra”, afirman en entrevista con La Nación.

En ese sentido, explican que se trata de un colectivo femenino que a través de la creación de este personaje busca reivindicar los derechos de las mujeres y de los pueblos indígenas mediante diferentes expresiones artísticas con una estética efervescente pop.

Nosotras como mujeres aymaras y andinas somos el soporte más importante de una familia, tenemos hijos y eso también nos mantiene acá, haciendo arte del pueblo para el pueblo”, sostienen.

Para ellas, “el arte es una forma de lucha” y su objetivo es “poner el mundo de la mujer indígena de pie”. “Luchar, crear y vencer. Por eso estamos acá, en este sistema”, aseveran.

“TENEMOS UN DISCURSO PROPIO Y EFERVESCENTE”

La fórmula que utiliza Cholita Chic está fuertemente vinculada a las raíces y se basa en hacer “un tributo pop a nuestra misma gente”. “El arte está en el pueblo y a la gente que está en nuestras fotografías las tratamos como íconos”, expresan.

La muestra presentada en FAXXI consistió en piezas de fotografía digital y pintada a través de una plataforma multisoporte.

“Nosotras tomamos la mayoría de estética del norte, le hacemos un tributo y construimos un imaginario social. Trabajamos también con antropólogas que nos ayudan con esta investigación”, detallan.

Los pasamontañas que utilizan para mantener el anonimato se fundamentan en que “todos tienen una función y ninguno es más importante que el otro”.

En tanto, la challa se debe a que “estamos celebrando el ser mujer indígena. Nos autocelebramos y celebramos también al pueblo andino”.

Por esta razón, hacen hincapié en que “dentro de nuestro mismo contexto, de nuestra cultura y de nuestras etnias, podemos sacar lo mejor”. “¿Cómo no poder hacerle un tributo pop a la persona que me está acompañando en mi barrio, en mi frontera o en mi trabajo?”, plantean.

Finalmente, aclaran que Cholita Chic no solo se dedica a la fotografía, ya que también ha realizado performances, música y vestuario. “Tenemos un discurso propio y efervescente del mundo andino”, recalcan al cierre de la entrevista con La Nación.