Venta de viviendas nuevas en Santiago retrocede a niveles anteriores a 2013

La baja reportada por distintas inmobiliarias registran un nivel similar al que existió previo al denominado “boom inmobiliario”. Los expertos esperan un repunte durante el 2017 para proyectos de la Región Metropolitana.

3332

Las ventas de viviendas durante el cuarto trimestre del año pasado alcanzaron una cifra de 9.286 unidades, nivel que representa un baja con respecto al mismo período del año 2015 (12.386), pero un aumento si se compara con el tercer trimestre de 2016 (8.994), por lo que se trataría de una normalización de las ventas previo a un repunte inmobiliario.

La empresa de tasación de propiedades, Tinsa, plantea que el mercado de viviendas nuevas en la Región Metropolitana termina con cifras estables el ejercicio 2016, con un volumen de ventas totales de 35.270 unidades. Estos números son muy similares a lo que se vivió antes del boom inmobiliario en 2013, año en que se vendieron 35.270.  Estos resultados permiten prever un escenario de estabilización para 2017.

“Para 2017 se espera un desempeño de mercado en línea con 2016, con ventas mucho más focalizadas en sectores con mejores atributos contextuales, en este sentido la puesta en marcha de las líneas 3 y 6 de Metro en 2018 será motor de venta cada vez más relevante en los sectores beneficiados por este proyecto”, explica Fabián García director del Área Consultoría de la inmobiliaria.

Dicha postura sobre la normalización del nivel de ventas de viviendas y un similar panorama para este año es compartida por otras inmobiliarias que tienen proyectos en la Región Metropolitana. “Esperamos que el año 2017 siga siendo un año de normalización de las variables de la industria, donde las inmobiliarias comenzarán a reponer selectivamente la oferta mediante nuevos lanzamientos”, detalla Ana María del Río, gerente comercial de Siena Inmobiliaria.

En esa misma, Roberto Bascuñán, gerente general de inmobiliaria Norte Verde, cree que “el desempeño del mercado inmobiliario será muy similar al 2016 y la tendencia será mantener los precios y el crecimiento del mercado de inversionistas para renta. Proyectamos que las ventas estarán un 35% bajo los niveles de 2015, muy similar a lo que fue el 2016”.

La evidencia serían factores como el escenario electoral. “Proyectamos que en los próximos meses el mercado se va comportar muy similar al 2016, sin embargo, estamos expectantes a que pueda existir un cambio de tendencia a medida que se acerquen las elecciones presidenciales”, señala Diego Croquevielle, gerente general del proyecto Santa Elena de Chicureo.

Por otro lado, los desarrolladores consideran importante el factor que juega el déficit de viviendas a nivel nacional en el desempeño del sector. “El sector inmobiliario es una industria sólida, que durante el tiempo ha mantenido niveles muy positivos en cuanto a demanda y oferta. Por otra parte, en Chile existe un déficit aproximado de 460.000 viviendas, lo que significa una demanda permanente y estable”, comenta Andrés Ergas, gerente comercial de Ralei Development Group. Por último, las inmobiliarias estiman que los precios se mantendrán constantes, aun cuando se podrán observar bajas puntuales y menores en ciertos sectores y segmentos.