En pleno año electoral la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica (FEUC) se prepara para enfrentar las propuestas de los candidatos que postulan a La Moneda. En paralelo, y sin perderle atención, siguen de cerca la reforma a la educación superior del Gobierno que se discute en el Congreso, proyecto que fue dividido para acelerar su tramitación.

Sofía Barahona, militante de la Nueva Acción Universitaria (NAU), ya anticipa lo que será el 2017 para la Federación. “Se vienen grandes discusiones en temas como la democracia universitaria, el rol de los trabajadores en la universidad, con la comunidad en su conjunto, temáticas de género, sustentabilidad. Se viene bastante movido”, remarca a La Nación.

La estudiante, de 22 años, también apunta al trabajo externo a la casa de estudios, donde “tenemos grandes desafíos como recuperar la vocería de la Confech, poder incidir en lo que son las elecciones presidenciales para el 2017-2018, y, en ese sentido, el trabajo es mucho mayor, pero creemos que podemos tener un buen rol durante este año”, afirma.

– En este escenario electoral, ¿piensan reunirse con algunos candidatos?

– Desde la FEUC tenemos distintos proyectos que pretenden interpelar a los candidatos y demostrar cuál es la postura que tenemos como estudiantes UC sobre ciertas problemáticas, principalmente las que tienen que ver con educación. Esperamos poder presentar un documento formal a los distintos candidatos.  También es importante conocer cuál es la visión de los mismos aspirantes, porque hasta ahora lo que hemos escuchado es bastante poco en cuanto educación.

– ¿Sienten que se ha hablado poco de educación?

– Sí, y lo vemos negativo porque la discusión sobre educación ha estado instaurada desde el 2006 y nos parece preocupante que los candidatos no se hayan podido pronunciar con cosas que para nosotros son fundamentales como la gratuidad, o el fin al lucro en las distintas instituciones. Por eso mismo creemos que es importante que podamos dar estas discusiones.

– ¿Cómo se viene el 2017 para la FEUC y los movimientos sociales?

– Se viene muy activo porque existen distintas organizaciones que están poniendo sobre la mesa temáticas que antes no se discutían. El desafío que tienen los candidatos presidenciales también es ser capaces de escuchar y acoger estas propuestas, pero poco sabemos de lo que están planteando actualmente los candidatos. Lamentablemente, la política eleccionaria se ha basado más en populismo o farándula política que en propuestas reales y debates de ideas, y eso es sumamente negativo para lo que estamos viviendo como país.

PROYECTO DE EDUCACIÓN SUPERIOR

Uno de los puntos que preocupa al interior de la FEUC, y especialmente a Sofía, es el proyecto de educación superior que se tramita en el Congreso. Y es que la ministra de Educación, Adriana Delpiano, anunció que la iniciativa se va a separar quedando el proyecto central, que ingresó el año pasado y aborda “todo lo que es regulación y temas generales”, además de otro especial para universidades estatales.

“A mí me parece que más que achicar o dividir se deben agregar cosas. El proyecto avanza en la regulación a las instituciones, pero se queda corto en el lucro efectivo y en al acceso a las instituciones”, remarca la dirigente.

Y apunta que “esta decisión que tomó el Gobierno de achicar o dividir el proyecto es para poder negociar y que salga el proyecto lo antes posible. Pero el Ejecutivo debe ser coherente y generar una reforma que haga cambios sustanciales al sistema educacional con el que estamos actualmente y no que sus objetivos sean sacar un proyecto porque sí”.

Por eso es que Sofía cree que en las condiciones actuales que está el proyecto, “es probable que no salga (…) Y si es que sale me imagino que será después de una negociación con otros grupos políticos y no con la ciudadanía”.

 “GOBIERNO SE QUEDÓ CORTO”

Cuando queda casi un año para que termine el segundo gobierno de Michelle Bachelet, Sofía Barahona se muestra crítica con su gestión en cuanto a educación. “Las malas gestiones y problemáticas que hubo con su hijo, demostraron que en Chile algunos son muchos más iguales que otros”, señala.

– ¿Qué opinas de su trabajo en educación?

– En ese sentido nos parece que el Gobierno se quedó corto en muchos aspectos. Todavía tenemos algunos proyectos de ley que están durmiendo en el Congreso, como el proyecto de Nueva Educación Pública. También el Ejecutivo no ha sido capaz de recoger la visión de la ciudadanía y no ha sido capaz de generar ciertos consensos con la ciudadanía.

– ¿Cómo ves sus últimos meses en La Moneda?

– Es difícil que hayan cambios sustanciales y creo que los cambios que se pueden lograr se van a hacer a través de negociaciones como hemos visto que ha pasado en el último tiempo. El sentimiento generalizado es de una decepción profunda del Gobierno.

– ¿Cómo pretenden como Federación acercarse a la próxima administración?

– A través de la Federación y la Confech queremos ser capaces de ser la voz de los estudiantes de Chile en el proceso eleccionario. Es importante pasar de la consigna a la propuesta concreta y generar un verdadero debate de ideas. Queremos generar diálogo ciudadano, debate en las instituciones estudiantiles y que a partir de eso se pueden generar consensos y propuestas concretas.