La vocera de La Moneda, Paula Narváez, insistió este jueves en que la rebaja de 45 a 40 horas de jornada laboral, que fue declarado admisible por la Cámara, no constituye una prioridad del Gobierno.

En relación a la valoración que hiciera de la iniciativa el ministro del Interior indicó que Mario Fernández hablaba sobre el “horizonte de los países desarrollados”.

Narváez sostuvo que “el ministro Fernández habla de un horizonte de los países desarrollados. Nuestro país todavía requiere de algunos ajustes. Nuestra economía está pasando por un momento delicado. Hay que ser pragmático: nos queda un año de gobierno y no parece responsable sumar nuevos temas. La única responsabilidad que tenemos es no hacer temas atractivos electorales, sino que terminar con el programa de gobierno. Hay una priorización”.

La vocera manifestó que la Presidenta Bachelet ha hecho llamados “a coordinarnos mejor. Como gobierno tenemos un estupendo trabajo, cohesionado y ayer ocurrió que el ministro dio su opinión en un sentido del tema”.