Tenemos nuevas relaciones laborales

Claudio Villanueva Uribe, Seremi del Trabajo y Previsión Social Región de Los Lagos

0
2990

El 1 de abril comenzó a regir en Chile la Ley 20.940, cuerpo legal que moderniza las relaciones laborales en el país, modificando por completo el Libro IV del Código del Trabajo que regula la Negociación Colectiva.

Estos cambios legislativos regirán desde ahora en adelante las negociaciones colectivas en Chile, con el objetivo de modernizar las relaciones entre trabajadores y empleadores, con estándares de la OIT y que buscan lograr relaciones más justas, cuyo motor sea la equidad y el aumento de la productividad de las empresas, basándose en los principios de buena fe, trasparencia y diálogo.

La nueva ley contempla más de 100 artículos nuevos, con temas fundamentales para los cuales la Dirección del Trabajo ha emitido dictámenes sobre: la vigencia de la ley, la calificación de servicios mínimos y equipos de emergencia, las reglas generales de la negociación colectiva, el derecho a la información, los pactos de condiciones especiales de trabajo, la extensión pactada de beneficios, el derecho a huelga efectiva y sin reemplazo, las prácticas antisindicales durante la negociación colectiva y lo referido a la negociación colectiva de trabajadores afiliados a sindicatos inter empresa. Seamos claros, los dictámenes interpretan la ley, no la modifican.

Nuestro norte es la protección de los derechos de los trabajadores y trabajadoras, es por eso que en estos últimos meses hemos desarrollado capacitaciones y charlas para dar a conocer la ley a trabajadores y organizaciones sindicales, informando sus los alcances y resolviendo a su vez las dudas e inquietudes de los trabajadores, quienes ahora contarán con un instrumento legal más robusto, equilibrado y con avances sustanciales en derechos colectivos.

La invitación es a conocer los avances aparejados en las nuevas normas que regirán la negociación colectiva, buscamos modernizar las relaciones entre trabajadores y empleadores, y este instrumento legal sin duda ayudará a poner en práctica la buena fe y el diálogo, generando los espacios de encuentro necesarios para llegar a buenos acuerdos, la espera terminó y hoy tenemos nuevas relaciones laborales.