Fujimori dijo ser “el arquitecto de la democracia moderna” en Perú

El expresidente del país incaico, condenado a 25 años de cárcel, se declaró orgulloso de haber dado "autogolpe" en 1992. “Para hacer tortillas hay que romper huevos. Alguien tenía que hacerlo”, afirmó.

638

El expresidente de Perú Alberto Fujimori (1990-2000) afirmó este miércoles ser “el arquitecto de la democracia moderna” en su país, al justificar el cierre del Congreso hace 25 años y la intervención del Poder Judicial en el denominado “autogolpe” de 1992.

Al cumplirse un cuarto de siglo desde la instauración del “gobierno de emergencia y reconstrucción nacional”, el ingeniero agrónomo resaltó su labor al mando del país incaico.

El arquitecto de la democracia moderna, perdón que les diga, fui yo. Quien generó la Constitución que hoy todos respetan”, escribió Fujimori en su cuenta de Twitter.

El exmandatario, condenado a 25 años de prisión, agregó que “para hacer tortillas hay que romper huevos. Alguien tenía que hacerlo. Desde la cárcel les digo: Valió la pena!“.

“La Constitución de Fujimori sigue vigente. Pregunta por qué. Lo único que hicieron los opositores fue borrar mi firma. O no es así?”, añadió.

“NO SE MATÓ A LA DEMOCRACIA. SE LA SALVÓ”

A la par del cierre del entonces Congreso bicameral, Fujimori ordenó la reorganización del Poder Judicial, el Consejo Nacional de la Magistratura, el Tribunal de Garantías Constitucionales y el Ministerio Público.

Horas después del “autogolpe”, agentes de inteligencia detuvieron al periodista de investigación Gustavo Gorriti y, unos meses después, al empresario Samuel Dyer y los retuvieron en calabozos de la Comandancia General del Ejército, casos por los cuales Fujimori fue sentenciado por secuestro.

“Desde mi prisión les pregunto: ¿Cómo era el Perú de antes del 5 de abril de 1992? Era el país de la inseguridad, incertidumbre e inestabilidad“, aseguró Fujimori.

El expresidente, sentenciado por abusos a los derechos humanos y corrupción, agregó que ese día “no se mató a la democracia. Se la salvó“, porque el 80% de los peruanos aprobaron la medida y le pidió a los más jóvenes que pregunten a sus padres.

Fujimori remarcó que la Constitución aprobada en 1993 por un Congreso Constituyente sigue vigente y que las elecciones presidenciales de 1995 le dieron un respaldo del 64% en las urnas, ante su oponente el diplomático Javier Pérez de Cuéllar, exsecretario general de las Naciones Unidas.