Por 29 votos a favor la Sala del Senado ratificó el informe de la Comisión Mixta para el proyecto de ley que incentiva la inclusión de personas con discapacidad al mundo laboral.

La iniciativa, anteriormente, ya fue aprobada por la Cámara de Diputados, por lo que quedó en condiciones de ser promulgada como ley.

La moción impone a los órganos de la administración del Estado, al Congreso Nacional, Poder Judicial, Ministerio Público, Tribunal Constitucional, Servicio Electoral, Justicia Electoral y demás tribunales especiales creados por ley, que se encuentren en procesos de selección de personal, el deber de considerar en forma preferente, en igualdad de condiciones de mérito, a personas con discapacidad.

En las instituciones señaladas que posean una dotación anual de 100 o más funcionarios, a lo menos el 1% deberá estar constituido por personas con discapacidad o asignatarias de una pensión de invalidez de cualquier régimen previsional. Las personas con discapacidad deberán contar con la calificación y certificación que establece este proyecto de ley.

Además, el proyecto extiende la obligación de reserva de cupo de al menos un 1% para personas con discapacidad, que cuenten con la debida calificación y certificación de tal, a todas las empresas del sector privado que cuenten con 100 o más trabajadores.

Asimismo, el proyecto prohíbe dentro de la administración Pública todo acto de discriminación arbitraria que se traduzca en exclusiones o restricciones, o aquellas basadas en motivos tales como de raza, situación socioeconómica, idioma, opinión política, orientación sexual, identidad de género, estado civil, edad, que tengan por objeto anular o alterar la igualdad de oportunidades o trato en el empleo.

  • Marcos Leopoldo Henriquez

    ¿Y por qué el parlamento no obliga a aumentar la planta de personas con capacidades diferentes a los municipios, ministerios, y reparticiones públicas, en vez de carga la mano a privados? No debería como dice el dicho “empezar la caridad por casa” y dar el ejemplo?