Este lunes se realizó una asamblea del Sifup en el Estadio Nacional, la cual arrojó importantes novedades, pues el ex presidente Carlos Soto presentó su renuncia a la actual directiva, como también Luis Pedro Figueroa.

Las razones pasan porque a ambos se les pidió alejarse del gremio después de que una auditoría solicitada por el actual timonel, Gamadiel García, a las antiguas administraciones arrojaran anomalías financieras y gastos “inapropiados”, de un 30% en 2015 y un 20% en 2016.

“Revisamos la contabilidad del período 2015-2016 y encontramos egresos que no contaban con respaldos adecuados, que no tenían documentación fehaciente. Hay un desorden administrativo en el Sifup y la nueva administración lo sabía porque era evidente. Hay gastos relativos a una construcción, a la compra de muebles, viajes y ropa, específicamente de la marca Zara”, expresó Andrés García, vocero de la empresa Ecovis, que fue la encargada de la auditoría.

“Son problemas habituales en organizaciones como sindicatos o condominios en la que no existen procedimientos administrativos que permiten tener un control adecuado de los gastos”, añadió.

Eso sí, descartó algún desfalco. “Lo que hay es un desorden grande. Carlos Soto manifestó que tenía bastante respaldo y pidió plazo para entregarlo. Sin embargo, el tiempo para la auditoría ya estaba a punto de terminar y no podíamos esperarlo. Sólo se trata gastos inapropiados, pero descarto malversación”, recalcó.

  • Fernando Lopez Vasquez

    No le echen la CULPA