La Fiscal General de Venezuela, Luisa Ortega, denunció en público una “ruptura del orden constitucional” en su país, tras fallos del máximo tribunal, que asumió las funciones del Parlamento y retiró la inmunidad a los diputados.

“En dichas sentencias se evidencian varias violaciones del orden constitucional y desconocimiento del modelo de Estado consagrado en nuestra Constitución(…), lo que constituye una ruptura del orden constitucional”, señaló Ortega, quien es considerada una funcionaria de estado muy cercana al chavismo.

El anuncio de irregularidades coincide también con la solicitud del gobernador opositor venezolano Henrique Capriles quien pidió a los países de la OEA declarar la “ruptura del hilo constitucional” si es que el máximo tribunal venezolano no revierte su decisión de adjudicarse las funciones legislativas.

“Esperamos una resolución en la que el Consejo Permanente diga que ha habido una ruptura del hilo constitucional”, dijo Capriles a periodistas en la sede de la OEA en Washington, donde se reunió con el secretario general, Luis Almagro. “Y sobre esa base, de acuerdo a lo que establece la Carta de la OEA, la Carta Democrática Interamericana, se llegue al siguiente paso”, añadió.

La crisis institucional en Venezuela abrió un nuevo capítulo el jueves luego que el Tribunal Supremo de Justicia decidió asumir las funciones de la Asamblea Nacional (Parlamento unicameral) de mayoría opositora y retirar la inmunidad de los parlamentarios.

“Las cosas cambiaron drásticamente porque se materializó el cierre del poder más representativo de la democracia”, dijo Capriles, declarando una “hora decisiva en el continente”.