El diario boliviano “El Deber” informó que la defensa de los ciudadanos de ese país interpondrá un recurso de amparo constitucional como estrategia para lograr la libertad de los dos militares y los 7 funcionarios de aduana detenidos en suelo chileno el pasado domingo 19 de marzo.

La medida es más amplia que una apelación de las medidas cautelares e intenta denunciar la presunta violación a los derechos humanos de los detenidos en Colchane y que permanecen detenidos en Alto Hospicio.

Según la misma publicación, el secretario de Estado boliviano, Carlos Romero, la defensa cree que la medida que considera el atropello a los derechos humanos es una carta recurrente en tribunales chilenos. “Jurídicamente se ha visto que, de acuerdo con los procedimientos constitucionales de Chile, el recurso de amparo procede de manera directa ante la vulneración de derechos fundamentales de ciudadanos. Ese es el caso, el amparo tiene otras connotaciones y otros procedimientos en nuestros países, pero en este caso representa una acción directa”, sostuvo.

La detención de los bolivianos, en el sector de Panavinto, tiene lugar por supuestos delitos de contrabando, robo con violencia y porte de armas prohibidas en suelo chileno.

Los imputados en Chile son el capitán Carlos Calle Soliz, el suboficial Alex Johnny Carvajal Uchani y los funcionarios aduaneros David Quenallata Laurel, Carl Luis Guachalla Rada, Juan José Tórrez Gonzáles, Ediberto Raúl Flores Mamani, Arsenio Choque Gonzáles, Brian Leandro Quenallata Mendez y Diego Guzmán