Alcalde de Constitución llama a candidatos no sacar “partido político” de Santa Olga

Carlos Valenzuela analiza la reconstrucción del pueblo tras el incendio forestal que arrasó con las viviendas hace más de dos meses y remarca a La Nación que “espero que los intereses políticos jamás superen el interés primordial que es devolverle a esta gente la dignidad de vivir en un lugar mucho mejor al que tenían”.

2531

El incendio que afectó a Santa Olga hace más de dos meses y que arrasaó con el pueblo, sigue siendo una herida abierta para los vecinos de esta pequeña localidad de Constitución. Los miles de damnificados aguardan con ansias la reconstrucción y el alcalde de esta comuna, Carlos Valenzuela, espera transformar la tragedia en una oportunidad.

En entrevista con el diario La Nación, el jefe comunal reconoce que la emergencia los golpeó duro, pero recalca que “hay un compromiso de reconstruir Santa Olga con un estándar de urbanización tremendo (…) Tenemos que tener un mejor sistema de salud, un colegio definitivo para Santa Olga, calles pavimentadas, un sistema de agua potable, un recinto deportivo donde se pueda recrear la gente”.

Esa esperanza del alcalde radica en que antes del siniestro, la localidad tenía serios problemas como “la falta de agua, estábamos con camiones aljibes y además había un sistema de alcantarillado muy deficitario. Entonces muchas familias vivían con un sistema de urbanización paupérrimo, y vivían dentro del bosque, por lo que estábamos con miedo que nos podíamos quemar”.

Y finalmente el desastre llegó, dejando un fallecido, cerca de mil casas consumidas y alrededor de cinco mil personas damnificadas.

-¿Cómo va la reconstrucción?

-Estamos con un acuerdo importante que suscribimos el 24 de febrero que consta de un plan de reconstrucción que nos debería llevar a tener, de aquí a un plazo de un año y medio o dos , una nueva Santa Olga, un nuevo sector. Aquí no importa la izquierda ni derecha, hay que dejar de lado los colores políticos.

-¿Todavía hay gente viviendo en carpas?

– Hay gente viviendo en carpas pero están viviendo ahí porque quieren, porque ellos tienen su bono (de arriendo). Eso de que cuesta encontrar arriendo es cierto, pero el que busca siempre encuentra. Es fácil aparecer en los medios diciendo que no hay lugares para arrendar, pero sí hay. Muchas veces el exceso de ayuda también perjudic; a gente se volvió loca ayudando, la solidaridad fue inmensa y muchos hicieron de esto el arte de pedir.

– Antes de la proximidad del invierno, ¿cuáles son las necesidades más urgentes?

-Tenemos que estar siempre preparados con un albergue. Debemos tener un plan B porque se generarán problemas que nunca antes habíamos tenido en un invierno. Podemos tener hasta aludes, aparecerán esteros y canales en lugares que nunca habíamos tenido, entonces debemos estar preparados para eso. Tenemos un plan de contingencia bien estudiado con un albergue constante. Lo importante para nosotros como municipalidad es prepararnos con mucha ropa de abrigo, combustible, tener nylon, estar preparados para socorrer a la gente.

“LE TENGO MIEDO AL AÑO POLÍTICO”

Uno de los temores que tiene Carlos Valenzuela de cara al proceso de reconstrucción es el año político que se vive este 2017 con las elecciones de noviembre próximo. El jefe edilicio espera que los candidatos dejen de lado los colores para comprometerse con uno de los pueblos más afectados con la emergencia que azotó a varias regiones el verano pasado.

“Le tengo mucho miedo al año político que vamos a vivir. Espero que los intereses políticos jamás superen el interés primordial que es devolverle a esta gente la dignidad de vivir en un lugar mucho mejor al que tenían. Por eso le pido a todos los que tienen intereses legítimos de aspirar a cargos importantes, que no le echen pelos a la sopa que no corresponden y nos aboquemos todos a sacar adelante Santa Olga”, recalca.

– ¿Ha tenido acercamientos con algún candidato?

-Sí, pero a todos les he dicho lo mismo: bienvenidos a Constitución pero sin aprovecharse. Bienvenidos a nuestra ciudad, pero sin tratar de sacar partido político de una tragedia, eso no lo voy a permitir jamás.  De hecho hubo intenciones  de que (Sebastián) Piñera pudiera venir a Constitución, y yo con todo respeto preferí que no, porque creo que no le hace bien a nuestra ciudad caer en una guerra de descalificaciones.

-¿Tiene algo que decirle a los candidatos para el futuro?

-Quiero dejar un mensaje para todos los políticos que quieran venir a Constitución: vamos a elaborar un documento y si los candidatos a la Presidencia quieren venir a nuestra ciudad, van a tener que firmar un compromiso de asumir como propio el plan de reconstrucción.  Tienen que comprometerse a que si son elegidos deben comprometerse a avalar y respaldar el plan de reconstrucción.

CAPACIDAD DE PREVENCIÓN Y REACCIÓN “MUY MALA”

Desde su oficina en la Municipalidad de Constitución, el alcalde le pone nota a la capacidad de prevención y reacción de los gobiernos a la hora de las tragedias. Más aun tomando en cuenta que él también vivió el terremoto del 2010 como autoridad siendo consejero regional.

“Del 1 al 7, le pongo un 3. Es muy mala, no aprendemos, no tenemos un equilibrio. Para el terremoto se reaccionó mal y para el incendio se sobre reaccionó. Creo que hay que hablar menos  y actuar más, hay que darle empoderamiento a la gente que sabe”, dice.

-¿Qué opina del actuar del Gobierno?

-He visto un buen actuar del Gobierno en cuanto a escuchar. Pero he visto un mal actuar en cuanto a apresurarse a tomar algunas decisiones. Yo nunca estuve de acuerdo con la entrega del bono de enseres sin que tuvieran casas, por ejemplo.

-¿Y sobre el funcionamiento de la Onemi?

-Debería ser una institución jerarquizada e independiente del Gobierno. Debería ser una rama por Alta Dirección Pública, que no dependa del gobierno de turno. Somos un país que nos vamos a terremotear, que nos vamos a inundar, que viene un aluvión y siempre aparece una persona distinta dando cátedra de cómo debemos reaccionar. Creo que la Onemi está en deuda, desacreditada y con esta emergencia no se validó.

-¿Qué aprendizajes saca de la emergencia?

– No cometer los mismos errores, como por ejemplo no cuidar el agua. Eso es un mal del país. Tenemos que aprender que no podemos seguir viviendo con una ciudad tan bonita dentro del bosque, si volvemos a vivir de la misma forma puede ser aún más catastrófico. Tenemos que estar más cerca de la gente (…) no debemos permitir que la gente siga viviendo tan insegura, que no nos pase lo de Valparaíso. Hay que reubicar a los vecinos y si las personas van a vivir en ese mismo lugar deben tener un perímetro de seguridad y este plan de reconstrucción contempla todo eso.