El ministro de Medio Ambiente, Marcelo Mena, informó que este 2017 no se aplicará la restricción permanente para vehículos catalíticos anteriores al 2012 en la Región Metropolitana en el marco del plan de descontaminación “Santiago Respira”.

Mena aprovechó de corregir al contralor Jorge Bermúdez, quien afirmó que el supuesto atraso en la aplicación de la medida se debió a que esa cartera ingresó el proyecto recién la semana pasada para su revisión. 

“El 7 de diciembre (2016) fue ingresado a la Contraloría el Plan de Descontaminación. Desde entonces es natural poder recoger observaciones, como todo plan de descontaminación, el plan actual demoró dos años, se retira en ese momento, se acoge las observaciones y se reingresa para su tramitación final”, dijo el ministro Mena.

Y agregó: “Es algo absolutamente normal dentro de los trámites de Decreto Supremo y, por tanto, creemos que tanto la Contraloría como el Ministerio de Medio Ambiente han obrado oportunamente”.

Y tras señalar que no sabe a qué se debe la crítica del contralor Bermúdez, aclaró que no se está retrasando la aplicación del Plan “Santiago Respira” completo, sino que “solamente retrasando una medida de 130, y el resto va a estar vigente una vez que se publique este plan”.

En cuanto a la no aplicación de la medida de restricción vehicular para los catalíticos, el titular de Medio Ambiente indicó que “las razones que hemos estipulado tienen que ver con la gradualidad y que la gente esté informada, y no cambiar las reglas del juego sobre la marcha, sino que con la debida anticipación”.