La Unión Europea (UE) recibió este miércoles la carta de Londres que pone en marcha el proceso de salida de Reino Unido del bloque europeo, anunció el presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, a través de su cuenta en Twitter.

La primera ministra británica, Theresa May, afirmó en la misiva que espera forjar una “relación especial” con el bloque común en economía y seguridad.

Además, May destacó que “este Gobierno espera que el resultado de este proceso sea un incremento significativo del poder de decisión de cada una de las administraciones autónomas“.

La primera ministra británica también habló ante el Parlamento donde sostuvo que el Brexit es un “punto sin retorno”, tras confirmar que el Reino Unido ha invocado el Artículo 50 del Tratado de Lisboa, que inicia las negociaciones para la retirada del país de la UE.

“Vamos a tomar nuestras propias decisiones y nuestras leyes, vamos asumir el control de las cosas que nos importan más y vamos a aprovechar esta oportunidad para construir un Reino Unido más fuerte, más justo, un país en el que nuestros niños y nietos estén orgullosos de llamar casa. Esta es nuestra ambición y nuestra oportunidad”, explicó May en su intervención.

CONSEJO EUROPEO: NO ES UN DÍA FELIZ

En tanto, un apenado Tusk expresó que “no hay ninguna razón para pretender que es un día feliz aquí o en Londres”. “La mayoría de los europeos y cerca de la mitad de los británicos deseaban permanecer juntos”, agregó.

De todas formas, precisó que “paradójicamente, también hay algo positivo” en el Brexit, pues “nos ha hecho a los 27 más determinados y unidos que antes”.

El presidente del Consejo confió en que la UE continuará “determinada y unida también en el futuro” y en las “difíciles negociaciones” que seguirán en los próximos meses.

TUSK: “EL REINO UNIDO HA CUMPLIDO”

“Después de nueve meses, el Reino Unido ha cumplido”, dijo Tusk en su cuenta de Twitter, donde colgó una fotografía en la que se le veía junto con el embajador británico ante la UE, Tim Barrow, haciéndole entrega de la carta londinense.

El presidente del Consejo europeo acompaña la imagen con la frase “la carta del artículo 50”, en referencia al artículo del Tratado de Lisboa que establece las negociaciones sobre la salida de un país comunitario.

PASOS A SEGUIR

El Reino Unido quedará fuera de la Unión en el plazo de dos años, salvo que los Veintisiete acuerden de manera unánime continuar con las conversaciones, o si el Reino Unido se echa para atrás en ese plazo de 24 meses.

Se espera que en 48 horas a partir de este miércoles, probablemente el viernes, Tusk haga público un borrador de “directrices negociadoras”, que tendrán en cuenta el contenido y las intenciones expresadas en la carta británica.

En las semanas posteriores ese documento será debatido a diferentes niveles (en reuniones de expertos, sherpas y ministros), indicaron fuentes europeas.

Los líderes de los Veintisiete adoptarán las directrices que fijarán los principios básicos de las negociaciones en una cumbre extraordinaria que tendrá lugar el próximo 29 de abril.