Chilena en misión de paz fue encontrada muerta en el Congo

La abogada Zaida Catalán, que también posee nacionalidad sueca, había desaparecido el 12 de marzo mientras investigaba abusos de los derechos humanos en dicho país.

1923

Zaida Catalán, una abogada de 36 años con la doble nacionalidad chilena y sueca, fue encontrada muerta en la República Democrática del Congo (RDC) mientras participaba en una misión de paz de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El organismo confirmó el hallazgo del cuerpo de la mujer, así como el del experto estadounidense Michael Sharp, quienes habían desaparecido el pasado 12 de marzo junto a su intérprete congoleño y tres conductores mientras investigaban abusos de los derechos humanos en la zona central de dicho país.

Se especula que fueron secuestrados por milicianos del difunto líder tradicional Kamuina Nsapu, uno de los grupos armados activos en el Congo.

Sharp y Catalán eran miembros del grupo de expertos creado por Naciones Unidas para vigilar las sanciones impuestas a la RDC por el Consejo de Seguridad.

Michael y Zaida perdieron la vida intentando entender las causas del conflicto y la inseguridad en la RDC para traer paz al país y a su pueblo“, afirmó el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, quien dijo que la organización honrará su memoria “apoyando el trabajo sin precio del Grupo de Expertos y toda la familia de la ONU” en el país africano.

Los dos cadáveres fueron localizados en la provincia de Kasai Central. Según se informó desde Kinshasha, la policía sigue buscando al resto del equipo.

Zaida Catalán colideró las juventudes del Partido del Medio Ambiente sueco entre 2001 y 2005, ejerció como jurista dentro de esa formación y dejó luego la política por una carrera que la llevó a trabajar, entre otros, para la misión policial de la Unión Europea en Afganistán (EUPOL).

INVESTIGACIÓN EN PROFUNDIDAD

Guterres pidió que se determine la causa de las muertes a través de una “investigación en profundidad” que espera que lleven a cabo las autoridades congoleñas, a la vez que informó que “Naciones Unidas hará todo lo posible para asegurarse de que se haga justicia”.

Asimismo, Guterres urgió a los oficiales de la RDC que “sigan buscando” al resto del equipo, el intérprete y los tres conductores congoleños que todavía están en paradero desconocido.

La ONU tiene desplegada desde 1999 una misión llamada Monusco para contribuir a la estabilización del país, inmerso en un proceso de paz desde la segunda guerra del Congo (1998-2003).

CONDOLENCIAS DE CANCILLERÍA

En tanto, el ministro chileno de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, expresó “mis más sentidas condolencias por el trágico fallecimiento de Zaida Catalán, compatriota chilena y sueca. Estamos con la familia y amigos de Zaida en este momento de profunda tristeza“.

El canciller destacó que la mujer perdió la vida “sirviendo los valores de la democracia y los derechos humanos que aprendió de su madre sueca y de su padre exiliado en Suecia durante los años oscuros de nuestro país“.

Su memoria vivirá entre quienes la quisieron y entre quienes, como nosotros, admiramos su sacrificio y compromiso humanitario“, agregó.

El padre de Catalán, ya fallecido, era un chileno que se refugió en Suecia después del Golpe Militar de Augusto Pinochet en septiembre de 1973.

#njuter #pleasure #profiter #gusto #placer #now #coffee #cafe #kaffe

A post shared by Zaida Catalán (@zcatalan) on