Camila Vallejo en defensa de 40 Horas: “Cuando piensas en la familia no hay diferencias ideológicas”

Diputada PC busca instalar el debate sobre la reducción de la jornada laboral, levantando una campaña para que el proyecto no sea declarado inadmisible. En entrevista con La Nación cuenta cómo influyó su maternidad a la hora de enfocar la política. “Cada vez que veo a un niño sufriendo me imagino a mi hija”, dice.

3656

Opiniones encontradas ha generado el proyecto impulsado por la diputada Camila Vallejo que tiene como objetivo reducir la jornada laboral de 45 a 40 horas, pero sin afectar el salario de los trabajadores.

A la hora de exponer la iniciativa, la parlamentaria ha manifestado que esta busca “aumentar la productividad”, pero por sobre todo “mejorar el bienestar y la calidad de vida de las personas”.

Es que hace poco menos de 3 años y 6 meses la militante del Partido Comunista ve la vida desde otro enfoque, debido al nacimiento de su hija Adela. Así lo confiesa en entrevista con La Nación, afirmando que el ser madre “fortaleció mucho más mis convicciones en materia de género e infancia”.

Inevitablemente ser mamá o ser papá sensibiliza muchísimo. Ahora me fijo más en los niños en la calle, me encantan, me enternecen. Y las cosas que pasan en infancia y en el núcleo familiar me llegan mucho más”, comenta.

Sobre lo mismo, Vallejo añade que “cada vez que veo a un niño sufriendo me imagino a mi hija, porque cuando uno piensa en los hijos y en la familia no hay diferencias ideológicas. No pienso en derecha o izquierda, quiero que todos los hijos y todas las familias puedan ser felices y vivir en un mejor país”.

A pesar de lo que se pueda creer, la exlíder del movimiento estudiantil tiene que lidiar con las mismas dificultades que cualquier persona que tiene hijos y trabaja, limitando sus tareas maternales a ciertas horas del día, un sacrificio que describe como “necesario”.

“Yo quisiera estar más con ella, pero pongo la situación en la balanza: no le dedico todo el tiempo que quisiera, pero por otro lado lo que hago va a ayudar a que ella pueda vivir en un Chile mejor. Eso me da mucha más fuerza para seguir luchando, porque desde que soy madre tengo un motivo más para sacarme la mugre en esto. Entonces, el haber sido madre, con todo el trabajo que ha significado, ha valido la pena en ese sentido y ha ayudado, no a cambiar, pero sí a reforzar ámbitos que estaban más ocultos”, manifiesta.

– Entonces, ¿el haber sido madre cambió tu orientación en la política?

– El ser madre, con todo el trabajo que ha significado, ha sido una inyección anímica en ese sentido y me ha ayudado, no a cambiar, pero sí a reforzar ámbitos que estaban más ocultos.

INADMISIBLE 

En el último tramo de su primer periodo como diputada por La Florida, y apuntando a la reelección en noviembre próximo, Camila busca darle prisa a ciertos temas en el Congreso con el fin de “cumplir los compromisos realizados por el Gobierno”.

Entre estos temas, destacan los ligados a la educación, que para ella siempre estarán “en primera prioridad”. Además del cambio a la Constitución y al sistema previsional. Sin embargo, la otrora presidenta de la FECH también quiere instalar fuertemente el debate sobre la reducción de la jornada laboral, bajo el proyecto denominado “40 Horas”.

En esto trabaja incansablemente, pues ya se le advirtió que la mesa directiva de la Cámara de Diputados declarará inadmisible la iniciativa, debido a que la Constitución de la República (en su artículo 65, inciso 4) no permite que los legisladores envíen proyectos que modifiquen los salarios del mundo público y privados. Y si bien el proyecto no busca cambios en los sueldos, sí implicaría que la hora trabajada tuviese un valor superior al actual.

“Si bien hay oposición que dicen que esto es una locura, yo les digo que no es una locura. Si nos comparamos con otros países, donde el PIB  es mucho más alto que en Chile, trabajan la mitad que en Chile (en horas) y producen como tres veces más. Es más, cuando en nuestro país se redujo la jornada laboral de 48 a 45 horas semanales en 2005, mejoró la productividad y aumentó la empleabilidad”, argumenta.

Pero la iniciativa no solo cuenta con evidencias desde el punto de vista económico, sino que también se puede evaluar desde una inversión humana y social: “Si los trabajadores están más felices, disminuyen las enfermedades laborales y el estrés. Además, disminuyen las licencias médicas y la gente se dispone mejor al trabajo. ¿Alguien puede desmentir aquello?”

Frente a este escenario, Vallejo apelará a la decisión cuando sea informada de la admisibilidad en la primera sesión de abril próximo, para lo que pide apoyo a través de una recolección de firmas.

TRES EJES CENTRALES DEL PROYECTO:

Productividad: La gente no está trabajando bien porque está agotada. Trabajar más no necesariamente hace más productiva la labor. Además, desde ese punto de vista evaluamos los índices de desempleo, pues una rebaja en la jornada laboral genera mayor posibilidades de empleo.

Salud: Hablamos de salud mental y física… El porcentaje de depresión en Chile ha aumentado exponencialmente. Todo esto lleva a debilitar las relaciones de amistad, familiares. Las contamina.

Equidad de género: Acá hablamos de corresponsabilidad, tener mayor tiempo para la crianza de los niños. Eso también equilibra la distribución de roles, porque cuando se llega a la casa, es la madre la que sigue trabajando.

  • marcelo ripetty

    Muy de acuerdo. 40 hora “DE TRABAJO” osea,estas 40 horas se trabajan,no incluyen las colaciones o visitas a los compadres.

  • Rodrigo Polanco

    Y esta comunacha a quien le ha dado trabajo?

  • Ivan Chavez Brevis

    Me parece en lo particular una muy buena iniciativa dado el tiempo en trasporte publico que tomamos en trasladarnos hacia nuestro trabajo y a nuestras casas,la verdad que no queda mucho tiempo para nuestras familias como debe ser en una sociedad mas civilizada .Creo yo que como están las cosas en este momento vivimos para trabajar y lo correcto seria trabajar para poder vivir en una vida plena con nuestros seres queridos y realizarnos como personas.

  • Carlos

    la unica manera de ayudar al pueblo y algunos fachos pobres que se creen nazis, (lease weones) es tratar de mejorar el standard de vida del pueblo, empezando con la edukazion, como lo hace la presidenta, arriba los pobre del mundo , Abajo la ignoranzia y el fascismo.-
    Gracias camila, carola y todos los que nos ayuden por un mundo mejor.-

    • Carlos Cabrera

      IGNORANCIA, 100 VECES
      EDUCACION, 100 VECES
      PARA QUE ESTAMOS CON CHIVAS POPULISTAS, ESE TIEMPO ES PARA MAS CARRETE, TRAGO Y MASTIQUE. DONDE LA VIERON QUE VAN A DEDICARSE A LA FAMILIA, LO CREO DE LAS MUJERES PERO LOS COMPADRES NIK

  • Carlos

    Chutas en Canada son 40 horas, no sabia que en Chile todavia se vive un capitalismo fascista, casi esclavista, con razon hay tantos weones que votan por la derecha, estan tan atrofiados, que cuando una comunista como Camila habla y denuncia al imperio aparecen los lamebotas y amarillos enojados porque ella los ayuda (?) el sistema vive y se alimenta de los trogloditas y sicarios mercenarios, una brillante herencia del general que se fue con una camisa de fuerzas, igual que sus sicarios de la dina y del cni, reconocemos que aun miles estan libres y sin procesos, igual que la derecha latifundista que no ha sido tocada aun ,.. Longueriras, novoas, pablo con h, thieme y otros saboteadpores profesionales de patria y liberta.
    Hasta la Victoria Siempre !!

  • Carlos Cabrera

    QUE SABE DE TRABAJAR ESTA SEÑORA, LA QUE EN SU CURRICULUM DE LA CAMARA NO TIENE NI UNA HORA DE TRABAJO, INCLUIDAS LAS DEL CONGRESO, NI SIQUIERA TIENE UNA PRACTICA DE TITULACIÒN YA QUE AL PARECER NO LO ESTÀ. SON VOLADORES DE LUCES IGUAL QUE EL PROYECTO DE DISMINUCION DE LA DIETA, SABIENDO QUE EN EL CONGRESO NIK LA APROBARAN, O QUITAR LA PALABRA DIOS EN LOS INICIOS DE SESIONES. ANDAAAA CAMILA