La Corte Suprema rechazó los recursos de queja presentados en contra de la sentencia de la Corte de Apelaciones de Coyhaique, que determinó el sobreseimiento definitivo del senador Patricio Walker (DC) en la investigación conocida como caso Fipes.

En fallo dividido, la segunda sala del máximo tribunal descartó que la resolución recurrida se haya dictado con falta o abuso grave.

La Corte Suprema aclaró que “la ley impone al Juez de Garantía, y al tribunal que actúe como juez de segunda instancia en los casos en que corresponda- el deber de valorar todos los antecedentes que se hayan recopilado a la sazón y que resulten pertinentes a lo discutido, para adoptar diversas decisiones, algunas provisorias -como las referentes a cautelares- y otras definitivas -como la de sobreseimiento-, de manera que no puede haber falta o abuso por cumplir un deber propio del cargo en el orden jurisdiccional, apareciendo que en verdad lo cuestionado no es el haber valorado antecedentes, sino cómo se valoraron estos y la oportunidad en que ello ocurrió“.

Asimismo, agregó que “no se acreditó por los quejosos alguna falta o abuso grave en la actuación de los jueces recurridos, sino sólo discrepancias con lo resuelto”.

El fallo determinó, además, que “los hechos propuestos en las querellas no dicen relación con los que constituyen el tipo de cohecho, porque en ellas no se sostiene la existencia de la acción o contraprestación ilícita que requiere”

La decisión fue adoptada con los votos a favor de los ministros Carlos Künsemüller, Haroldo Brito y Lamberto Cisternas. En contra estuvieron Milton Juica y Jorge Dahm.

Walker era investigado por el supuesto delito de cohecho por gestionar dineros de la Federación de Industrias Pesqueras del Sur Austral (Fipes) para ayudar económicamente al ex dirigente social y actual diputado Iván Fuentes.

Revise el fallo de la Corte Suprema