El expresidente Sebastián Piñera, en entrevista con radio Cooperativa, sostuvo este lunes que “hablemos en serio. Si invierto dentro de Chile me critican por conflicto de interés, si invierto afuera de Chile me critican porque no estoy invirtiendo en Chile. Yo esto ya lo conozco como el hilo negro, haga lo que haga me van a criticar”.

“Por lo tanto, lo que yo sé es que tengo mi conciencia absolutamente tranquila de que cuando fui Presidente me desligué completamente de la gestión de las empresas y me dediqué en cuerpo y alma a ser un buen Presidente para todos los chilenos”, añadió.

Respecto al tema del fideicomiso que asumió sin que la ley lo obligara a hacerlo entonces, dijo que “el año 2009 no había ley y todo lo hice de forma libre y voluntaria porque nadie me lo exigía, hice un fideicomiso, me desligué de las empresas y vendí tres empresas que eran muy emblemáticas como Lan, Chilevisión y la Clínica Las Condes”.

“Estoy viendo si esa ley se va a modificar (…) En muchas materias tiene nombre y apellido, porque solo se aplica a una persona que está frente a ustedes. Por lo tanto yo estoy esperando saber qué ley tengo que cumplir”, puntualizó.

En cuanto a qué lo motiva en su nueva postulación presidencial, Piñera precisó: “Mi motivación para ser presidente no es intereses privados, es usar el poder del Estado bien, para que contribuya a que los chilenos tengamos una mejor vida, mejores trabajos, mejores empleos, mayor seguridad ciudadana, mejor salud, mejor educación”.

Consultado acerca de sus inversiones en el extranjero, el precandidato aclaró que “todas las inversiones que hicimos fuera de Chile fueron informadas al Banco Central e informadas a Impuestos Internos, como lo confirmó el director de Impuestos Internos cuando asistió a la comisión investigadora de Exalmar (…) Esas inversiones fuera de Chile no significaron ningún ahorro tributario”.

Y en este tema, tras ser consultado acerca de la posible concurrencia de su hijo a la comisión investigadora de la Cámara, el exjefe de Estado indicó: “Tiene casi 37, 38 años, somos socios, hemos sido socios toda la vida. Lo he conversado con él y va a tomar su decisión libremente. Ahora, yo creo que la comisión de investigación de Exalmar es una vergüenza”.

“Ha ido el director de Impuestos Internos y dijo que todo tributariamente está en regla, fue el superintendente de Valores y dijo que se había cumplido plenamente con la Ley de Valores y de Sociedades Anónimas, fue el contralor y dijo que mi declaración de patrimonio y de intereses se ajustaba estrictamente a la ley”, dijo categórico.

Y en el mismo tono apuntó que “en la Fiscalía voy a declarar cada vez que me lo pidan, como cualquier chileno, por supuesto que sí”.

Pero aclaró que a esa comisión “no he sido invitado, me parece que ir a prestarse a un show comunicacional donde no hay ningún respeto por la verdad… Yo veo lo que dicen, el superintendente dice una cosa, los diputados dicen otra, uno a veces en la vida también tiene dignidad (…) Si mi hijo quiere ir, que vaya, libre y soberanamente. Él tomará su decisión, como yo también tomaré la mía”, remarcó.