La Sociedad Chilena de Obstetricia y Ginecología, junto a los colegios de Matronas y Médico, y familias afectadas por la bacteria, advirtieron seriamente acerca de los riesgos de no realizar el examen dela bacteria Estreptococo B a las mujeres embarazadas en los establecimientos públicos de salud.

Señalaron, cifras en mano, que casi la mitad de las muertes de recién nacidos en partos en hospitales públicos son producto de las bacterias que portan las madres, es especial de la del estreptococo B, cuyo examen no es obligatorio en ese ámbito, a diferencia de lo que ocurre en la salud privada.

Las sociedades médicas pidieron reiteraron al Gobierno que dicho control y análisis sea obligatorio en el sistema público, para prevenir así enfermedades graves en los recién nacidos y hasta su muerte.

El presidente del Colegio Médico, Enrique Paris, planteó que la falta de recursos para la realización del examen no debe ser una excusa, pues “si el dinero no alcanza, privilegiemos a la población de riesgo. Pedimos soluciones y no seguir en la polémica”.

En tanto, el representante de la Sociedad Chilena de Obstetricia señaló que este es un examen importantísimo, pues su realización obligatoria podría evitar el 42% de los fallecimientos perinatales que ocurren en el servicio público de Salud.