El ministro de Defensa, José Antonio Gómez, aseguró que su par de Bolivia, Reymi Ferreira, “no ha informado” acerca de la visita que realizará este lunes a Chile por el caso de los dos militares y siete aduaneros bolivianos detenidos en Chile.

“Lo normal es que cuando hay una visita de esta naturaleza los ministros se comuniquen e informen a qué vienen, por eso en ese caso es la Cancillería la que determina si se les otorga visa o no se les otorga visa, en este caso no ha sido informado”, indicó Gómez en medio de una actividad en Haití con las tropas chilenas.

El secretario de Estado añadió que “el ministro de Defensa boliviano ha sido en sus intenciones un poco excedido, y por lo tanto desde el Ministerio de Relaciones Exteriores van a determinar si le otorgan o no la visa respectiva”.

Según informó el gobierno de Evo Morales, Ferreira se trasladará hasta la región de Tarapacá para sumarse a la defensa de los nueve bolivianos que cumplen prisión preventiva en Alto Hospicio, tras ser imputados por los delitos de robo con intimidación, porte y tenencia de armas, y contrabando.

Gómez apuntó a que la Justicia chilena ha actuado “como corresponde” y que “vamos a seguir trabajando en la línea que hemos decidido, que es cumplir la ley cuando hay acciones que no corresponden a las relaciones de amistad que hay con los países fronterizos”.

La llegada de Ferreira se suma a la de la viceministra de Gestión Institucional y Consular de Bolivia, María Almendras Camargo, quien, junto al cónsul de Bolivia en Arica, Esteban Caterina, y familiares de los detenidos, visitaron el viernes a los nueve ciudadanos de su país.