La Coordinadora Nacional de Trabajadores (CNT) y las organizaciones que integran el movimiento NO+AFP afirmaron que la marcha que se realizará este domingo en contra de las administradoras de fondos de pensiones será “la más grande de la historia”.

Los organizadores instaron a las familias a participar de la actividad, que se llevará a cabo a nivel nacional a las 11:00 horas, excepto en Chiloé, donde se efectuará a las 12:00. Además, entregaron una declaración en la que llamaron a terminar con las AFP y conquistar un sistema previsional solidario.

En ese sentido, aseguraron que “nuestra propuesta permite mejorar significativamente las pensiones tanto para los pensionados actuales como para los futuros”.

Chile no es un país envejecido, por el contrario, estamos en un periodo de transición demográfica con más de cinco trabajadores activos por cada pasivo”, agregaron.

Por lo mismo, expresaron que “nuestra propuesta es la que mejor enfrenta los futuros problemas demográficos, mientras que las pensiones del sistema de AFP ya están cayendo a niveles insostenibles”.

“Lamentablemente a esta altura no nos sorprende que nuevamente el ministro (Rodrigo) Valdés salga en defensa de las AFP y los grandes grupos económicos, pero se entiende al saber que en medio de las manifestaciones nacionales por terminar con las AFP, se reuniera en EEUU, en una cena en octubre de 2016, con representantes de las multinacionales Principal Financial Group, propietaria de Cuprum, y MetLife, propietaria de Provida. Menos escabroso, pero igual de imprudente, fue el ataque público que hizo contra la ministra de Trabajo y Seguridad Social”, agregaron.

Los organizadores recalcaron que el jefe de la cartera de Hacienda “ha demostrado que está abiertamente del lado de las AFP y se ubica lejos de la opción por el bien público que debiera tener un representante del Estado”.

Por último, reiteraron el llamado “a todas las familias trabajadoras de Chile a marchar masivamente este domingo 26 de marzo para dejar en claro que no queremos más AFP, ni privada ni estatal, y no toleraremos reformas cosméticas que no dan solución real a las bajas pensiones ni a la estafa permanente de que venimos siendo objeto los trabajadores chilenos por las AFP desde hace más de 36 años”.